Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

• TeleSUR /

El presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco De Roux, advirtió que la lentitud en la implementación de los Acuerdos de Paz ha desencadenado una escalada de la violencia, en el marco del quinto aniversario de su firma entre el Gobierno y las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Con presencia del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, el padre De Roux dijo este miércoles que la falta de celeridad en la implementación también se traduce en disputas territoriales y asesinatos sistemáticos a líderes sociales, “cada mes, desde el día que hicieron la dejación de armas, hemos tenido en promedio cinco excombatientes asesinados”, alertó.

“La ausencia del Estado permitió que la guerra de la coca y la minería ilegal penetraran en los territorios que dejaron las FARC-EP y que volvieran las minas antipersonas en las playas de los ríos, la destrucción de la naturaleza con la deforestación del Amazonas”, cuestionó el presidente de la Comisión de la Verdad.

Frente a la posición que ha tomado el Gobierno nacional y algunos dirigentes políticos colombianos, De Roux señaló que el proceso de paz debe abordarse como un fin para la transformación de la sociedad, “se fue bajando el discurso de la paz (…) hoy en la campaña política es políticamente incorrecto hablar de paz no la mencionan porque la paz no da votos”, agregó.

Por su parte, Guterres aseveró que los Acuerdos de Paz son referente en el mundo, “generó esperanza e inspiración en Colombia y en toda la comunidad internacional en un mundo marcado por conflictos, muchos de ellos sin un final a la vista”, añadió.

linkedin