Personal cruceño partió hoy rumbo a Beni. (Foto: Gobernación de Santa Cruz)

Bolivia Digital

Una comisión de salud de Santa Cruz ayudará a sus pares benianos en la contención del coronavirus. Beni fue el último departamento del país en registrar casos; sin embargo, en las últimas semanas se incrementaron los contagios, a tal punto de sumar más de 1.000 y convertirse en el segundo con más positivos, después de Santa Cruz.

La comisión de salud está integrada por el secretario de salud de Santa Cruz, Óscar Urenda; el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos; el jefe del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Boris Chan, y el jefe de Epidemiología, Roberto Tórrez.

Esta comisión, que también es acompañada por el Ministerio de Defensa, se reunirá hoy y mañana en el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) ampliado para definir el camino que se seguirá. Urenda señaló que aún no se definió una estrategia específica, sino que escuchará las experiencias de los profesionales de Beni y a la vez comentarán el desarrollo de las acciones en Santa Cruz.

Urenda consideró que en Beni no se detectaron los casos afectados debido a que probablemente existen muchos asintomáticos. «Por lo tanto, los médicos que llegaban al hospital no tenían conocimiento de que ya existían pacientes. Esto pudo dispersar la enfermedad, probablemente por alguien que vino de Santa Cruz», sostuvo y añadió que se tenía mucha confianza en la población para no expandir la enfermedad debido a que ya regía la cuarentena nacional, mediante la cual se suspendieron las operaciones del transporte departamental.

El fin de semana la presidenta del país, Jeanine Áñez, solicitó al equipo del Sedes cruceño que acompañe las acciones de contención de Beni. Aunque Urenda recién se reincorporó al trabajo, luego de superar el coronavirus, dirige las acciones en Santa Cruz, el departamento que concentra más del 50% (4.100) de casos del país (6.263).

«Tenemos que volver lo antes posible para retornar lo antes posible y hacernos cargo de esta situación que nos preocupa. Ya sabemos que será muy fuerte», concluyó Urenda.

El Ministerio de Salud estuvo desde el fin de semana en Beni y es el encargado de llevar insumos.

El ministro de Defensa, Fernando López, quien retomó el trabajo luego de 14 días en cuarentena debido a que su esposa dio positivo por coronavirus, planteó que se destinará todo el personal necesario para controlar la contención. Aunque agregó que la prevención es principalmente un tema individual. «No hay ni aquí ni en el mundo, personal suficiente para mantener a la población en las viviendas. Es necesario que la población tome conciencia de respetar la cuarentena», sostuvo.