POL12-F1-EXPEDIENTES DICTADURA- JALLASI

 

Fernando del Carpio Z. – Edición impresa

La Comisión de la Verdad incluirá en su informe final listas de las personas que fueron reprimidas a lo largo de los 19 años de dictadura (1964-1982), así como las conexiones establecidas entre los ‘golpistas’ y el narcotráfico, reveló ayer Luis Fernando Rodríguez.

Rodríguez, director ejecutivo de la Comisión, explicó que el informe final —de alrededor mil páginas— incluirá la parte metodológica, las condiciones geopolíticas, la violación de los derechos humanos, recomendaciones y anexos.

Entre las recomendaciones, pese a que esa instancia investigadora no es un tribunal para juzgar, pedirá que se acabe con la impunidad.

“Todo lo que se dice en el informe tiene una referencia en documentos, libros o testimonios”, dijo Rodríguez.

El 20 de diciembre la entidad cerrará sus actividades. La parte administrativa será entregada al Ministerio de Justicia y el informe final a las autoridades que determinen los integrantes de la Comisión: Édgar Ramírez, Isabel Viscarra, Nila Heredia y Teodoro Barrientos.

“Cumpliendo el objetivo y el plazo, la Comisión de la Verdad deja de existir, la Ley 879 dice eso”, afirmó.

Rodríguez indicó que el momento que se evalúe la cantidad documental utilizada, la capacidad que se tuvo para articular toda la información referida a los golpes durante 19 años, “se sabrá valorar el trabajo de la Comisión”.

Resaltó que la Comisión no solo fue un núcleo de investigación, sino una escuela para jóvenes de la carrera de Bibliotecología; y que también colaboraron estudiantes de Derecho, Sociología y de otras carreras de la UMSA, UPEA y alguna privada.

Laboratorio y cenizas

Con relación al asalto a la sede de la Central Obrera Boliviana (COB), en El Prado de La Paz, el 17 de julio de 1980, informó que se estableció que un paramilitar disparó a Gualberto Vega, cuando se dirigía al patio trasero.

Mientras que las muertes de Marcelo Quiroga Santa Cruz, el líder del PS-1, y de Juan Carlos Flores Bedregal, ultimados por paramilitares, “tienen el mismo hilo conductor del asesinato del padre Luis Espinal Camps”.

La Comisión envió a un laboratorio de Buenos Aires las supuestas cenizas de Marcelo; el estudio dice que “no hay suficiente ADN como para hacer una identificación, puede ser como no puede ser”.

Rodríguez anticipó que esta parte estará incluida en el anexo, por estar fuera del plazo de elaboración del informe.

El laboratorio argentino entregó los resultados de su estudio; “el problema es entre la Fiscalía, el IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses) y la Cancillería; es un problema interno”, apuntó.

Documentación

La Comisión de la Verdad entregó 6.160 expedientes de víctimas de la dictadura al Archivo y Biblioteca de la Vicepresidencia.

La entidad concluirá su labor el 20 de diciembre.