Verónica Huanca, con medios de comunicación (Foto: RRSS)

Fabiola López Uriarte/ Ahora El Pueblo Digital/

El Comité Impulsor del juicio contra los golpistas del 2019, en la Ciudad de Sucre, se movilizó este miércoles en contra del cabildo organizado por el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, denunciando que el mismo busca desestabilizar el gobierno Luis Arce Catacora.

“Nosotros rechazamos ese intento de desestabilizar a un gobierno democrático, ese intento de volver hacer un golpe de estado, de desestabilizar el sistema judicial para que quede en la impunidad los hechos, las muertes de nuestros hermanos de Senkata, Sacaba y Huayllani”, expresó Verónica Huanca.

Recriminó la actitud del gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, por no cumplir con sus verdaderas funciones como administrador del Departamento de Santa Cruz, que entre sus obligaciones tiene hacer gestión, pero por el contario se ocupa de actos destinados a desestabilizar el estado de derecho, el estado democrático, y mediante ello quedar en la impunidad para no ser sentenciado, ni procesado, en los casos de Senkata, Sacaba y Huayllani.

“La convocatoria de este cabildo es precisamente para desestabilizar el estado de derecho, para buscar cualquier motivo para desestabilizar, la democracia del pueblo boliviano…(…) Nosotros no podemos permitir que los muertos queden en el olvido otra vez como el 2003 con Gonzalo Sánchez de Lozada cuando se va del país ¿qué pasa que hasta el día de hoy no tenemos culpables y no hay una sentencia?”, dijo Huanca.

La representante de este grupo, que vela por los derechos de las víctimas de Senkata, Sacaba Y Huayllani, señaló que aquellos hechos y otros no se olvidarán, entre estos, cómo se hicieron cabildos en los que se instó al pueblo a realizar actos irregulares.

“Convocaron al pueblo para que tomen todas las instituciones del Estado, para que no sea viable el funcionamiento del Gobierno, por otro lado, han manifestado públicamente que todos deberían reunirse en la ciudad de La Paz para tomar la Plaza Murillo, la casa Mayor del Pueblo para sacar a patadas a Evo Morales del Palacio Quemado, tal cual lo han dicho ellos”, precisó.

Huanca manifestó que son varios los delitos que cometieron al atribuirse derechos del pueblo, de instigar a delinquir, de atentar contra la seguridad de altas autoridades mandatarias en aquellos actos inconstitucionales, Además del desconocimiento del voto popular y la legitimación de la fuerza mayor.

“Es ir contra el estado de derecho, es ir contra la misma organización civil que ha elegido en forma democrática a un gobierno constitucional”, señaló finalmente.