Redacción Central / Edición impresa

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, se comprometió ayer ante los periodistas de El Alto que la publicidad estatal se distribuirá con base en el rating de audiencia de los medios de comunicación. 

“Trabajaremos de una manera horizontal en el tema de la pauta, no habrá esos beneficios. Vamos a trabajar con base en el rating (cantidad de audiencia), porque la plata de los bolivianos tiene que ser bien administrada. Los que tienen mejor rating en la ciudad de El Alto, los que tienen sus proyectos, todos ellos tendrán publicidad”, adelantó en una reunión con los periodistas alteños realizada en el nuevo edificio gubernamental.

Añadió que no se permitirá el “despilfarro económico en tema de publicidad como se realizaba en el gobierno de Morales”.

“Los periodistas quieren  cumplir con su tarea de llevar la verdad. Lo que pasa es que en estos casi 14 años del régimen de Evo Morales ha habido mucha desinformación y todavía la hay”, dijo en el encuentro.

De acuerdo con Lizárraga, el Gobierno transitorio ha desmontado el aparato de propaganda de la anterior gestión, que habría estado conformado por el mal uso del sistema de medios estatales, irregularidades en contratos de publicidad y el despilfarro económico, entre otros aspectos.

Finalmente, se comprometió  a dialogar con los sectores movilizados en esa ciudad para garantizar el trabajo de la prensa,  que en los últimos días fue rechazada por los manifestantes.