El gobernador Rubén Costas participó activamente en la entrega de la ayuda humanitaria. (Foto: Gobernación SCZ).

Se habilitaron 35 unidades educativas en toda la zona central de la urbe cruceña; 9.785 bolsas con alimentos fueron entregadas a familias que no accedieron a bonos del Estado.

Veiska Soto / Bolivia Digital

Con la distribución de 9.785 bolsas del Banco de Alimentos Solidario en los distritos 1, 2, 3, 4, y 11 de Santa Cruz de la Sierra, se concluyó con éxito la entrega de las raciones alimenticias que se tenían previstas en esta primera etapa, en la cual se logró sobrepasar las 110 mil personas beneficiadas en ciudad y provincia, indicó el gobernador Rubén Costas.

“Hoy 4 de mayo es el Día de la Autonomía y lo vivimos de manera especial, culminando con la entrega de las Bolsas del BAS, que superó las expectativas y se logró beneficiar a 110.000 personas, de las cuales 96 mil se inscribieron y las otras se han entregado a los grupos vulnerables de nuestra sociedad que están viviendo la extrema pobreza”, resaltó la autoridad.

Personal de la Gobernación junto a los Comités de Emergencia Municipales, tienen previsto llegar con las bolsas de alimentos del Banco Solidario de Alimentos (BAS) a comunidades alejadas del área rural.

Costas destacó el esfuerzo del sector empresarial y las personas de buena voluntad que se sumaron a la campaña humanitaria para atender las necesidades de la población, que crearon el BAS   con el propósito de que ninguna familia pase hambre en la cuarentena nacional para evitar la expansión de la pandemia mundial.

Asimismo, la autoridad señaló que el Banco de Alimentos Solidario distribuyó alimentos frescos y no perecederos a más de 400 ollas comunes.