Página 12 – Edición impresa

El interbloque oficialista del Frente de Todos reunió ayer un quórum de 129 diputados  para iniciar la sesión que trata el proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva en la emergencia económica.

El interbloque oficialista en la Cámara Baja había conseguido el miércoles el dictamen que necesitaba en el plenario de las comisiones involucradas para habilitar un debate que, se espera, terminará durante la madrugada.

Con 41 firmas propias, el apoyo de dos legisladores del interbloque Unidad Federal y el respaldo en disidencia del representante del interbloque Federal, el oficialismo logró incluir la iniciativa en las sesiones extraordinarias convocadas por decreto presidencial.

En caso de ser aprobado en Diputados, el proyecto sería convertido en ley hoy tras un tratamiento exprés del Senado, de acuerdo con el compromiso alcanzado ayer por las bancadas de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos en la Cámara Alta.

Se espera un extenso debate, con una larga lista de oradores. Las palabras finales, a cargo de los presidentes de bloque, podrían llegar recién alrededor de las 5 de la mañana del viernes.

Uno de los primeros en intervenir fue el presidente de la comisión de Hacienda, Darío Martínez (FDT), quien recordó los datos de la crisis: la inflación del año en curso, que trepó al “52%, la más alta de los últimos 28 años (…), la caída del 11% en la industria manufacturera (…), la tasa de desocupación ha llegado a los dos dígitos”.