La Planta Industrial de Cloruro de Potasio, en Uyuni. (Foto: Archivo)

• ABI /

El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Álvaro Arnez, informó que la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en el departamento de Potosí, alcanzó el 65% de avance, por lo que se prevé que ingrese a la etapa de producción en diciembre de 2022.

“En este momento hemos superado el 65 por ciento de avance y esperamos que junto con lo que es la planta de tratamiento de agua ya entre en operación en diciembre de 2022”, dijo la autoridad a los periodistas.

Recordó que la construcción de esta importante factoría industrial, en la localidad de Llipi, en pleno salar de Uyuni de la región de Potosí, demanda una inversión de alrededor de $us 115 millones y tendrá una capacidad de producción de 15.000 toneladas (t) de carbonato de litio al año. 

“La producción de carbonato de litio es de grado batería y vale decir que eso va a focalizar, fortalecer la producción de packs o celdas que hay en la Palca con YLB (Yacimientos de Litio Bolivianos)”, señaló.

La construcción de esta factoría fue paralizada en 2020 durante el gobierno de facto de Jeanine Añez; sin embargo, por decisión del presidente Luis Arce Catacora la edificación fue retomada este año.

Bolivia desarrolla la industrialización del litio a escala industrial. En octubre de 2018, puso en operación la Planta Industrial de Cloruro de Potasio para la producción de agrofertilizantes, ubicada al sur del salar de Uyuni, de acuerdo con datos oficiales.

linkedin