Instalaciones del proyecto de industrialización en el salar de Uyuni. (Foto: Jorge Mamani/Ahora EL PUEBLO )

• Redacción Central/

La construcción y equipamiento de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, ubicada en la localidad de Llipi, en el salar de Uyuni del departamento de Potosí, tiene un avance del 66% y se prevé su conclusión durante el primer semestre de este año, informó ayer el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, durante la Rendición Pública de Cuentas Final 2021.

La autoridad destacó el proceso de reactivación de varios proyectos, como la planta industrial que cuando fue retomada nuevamente, tras estar paralizada en el régimen de facto en 2020, apenas registraba menos del 25% de avance.

“Al finalizar 2021 el avance ha sido del 66 por ciento en obras así como el equipamiento”, dijo la autoridad al referirse al desarrollo del complejo de carbonato de litio, cuya capacidad de producción será de 15 mil toneladas por año con una inversión aproximada de $us 115 millones.

De acuerdo con Molina, en la gestión pasada se registró una inversión ejecutada de Bs 171 millones principalmente en la reactivación de los proyectos de industrialización y la construcción y puesta en funcionamiento del Centro de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales y Recursos Evaporíticos de Bolivia, en la localidad La Palca, del municipio potosino de Yocalla y estudios de exploración en el salar de Coipasa del departamento de Oruro.

La autoridad también realzó el incremento en la producción de cloruro de potasio a escala industrial y de carbonato de litio en la planta piloto, los cuales reportaron ventas históricas en 2021.

El miércoles, el presidente Luis Arce Catacora informó que Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) batió récord en la comercialización de cloruro de potasio y carbonato de litio con Bs 191 millones.

En este marco, el ministro Molina señaló que en 2020 las ventas sólo alcanzaron a Bs 13,5 millones.

“Lo que había en 2020 fue una venta de stock, prácticamente no se produjo nada (…) recibimos una capacidad de producción por debajo del 15 por ciento de la planta, por ejemplo, de cloruro de potasio”, aseveró la autoridad.

Molina también se refirió a la convocatoria para la tecnología de Extracción Directa del Litio (EDL), cuya finalidad es acelerar la industrialización de los recursos evaporíticos de los salares del país.

Dijo que en este momento Bolivia tiene la mayor reserva de litio en el mundo.

LinkedIn