Constructores protestan en segundo día de flexibilización de la cuarentena. (Foto: Captura de vídeo Play Noticias)

Bolivia Digital

Un grupo ingenieros, arquitectos, volqueteros, albañiles y ayudantes vinculados con el sector de la construcción marcharon este martes por el centro la ciudad Tarija para exigir el pago de una deuda de Bs 700 millones a la Gobernación, alcaldías y subgobernaciones.

“La movilización se debe a la falta de atención de nuestras autoridades, a la falta de atención del pago de planillas de todas las entidades departamentales y municipales ya que se debe un monto importante a nuestro sector que está generando desempleo en el departamento de Tarija”, afirmó Pascual Velásquez, presidente de la Cámara de Ingenieros de Tarija.

Por su parte Jaime Roca, presidente de la Cámara de Construcción de Tarija, señaló que la medida de presión es el resultado de un estado en crisis “no solo estos meses, sino que desde antes de la pandemia viene arrastrando ya una crisis económica insostenible”.

Roca pidió a las autoridades del Gobierno y la Asamblea Legislativa Plurinacional canalizar un fondo de reactivación económica para el sector para que se les pague las deudas pendientes y de esa manera generar la reactivación económica para generar fuentes de empleo eficientes, efectivos y sostenibles a largo plazo.

“Hasta antes de la pandemia el sector de la construcción generaba 475.000 fuentes de empleo directo y más de un millón de empleos indirectos, eso es lo que mueve la construcción en todos los países no sólo en Bolivia, dinamiza la economía, eso es lo que necesita”, subrayó.