Los controles policiales son frecuentes en las farmacias para evitar el agio y la especulación. Foto: APG

Bolivia

Efectivos policiales de La Paz aprehendieron el domingo a un contador que ofertaba Azitromicina en redes sociales. Los uniformados establecieron que el medicamento para combatir el Covid se vendía con sobreprecio.

El subdirector de la fuerza anticrimen coronel Juan José Donaire informó que esta persona no supo explicar de dónde consiguió los medicamentos.

La Policía inició las pesquisas para establecer quiénes son los proveedores o si es que los fármacos ingresaron vía contrabando desde Paraguay.

“Como Policía acompañamos las emergencias sobre regulaciones sanitarias, y el mercado negro es el que más preocupa, ya que azora a la ciudadanía porque no sólo incorpora productos no garantizados, sino que incrementa los precios”, dijo.

Se conoció que el falso farmacéutico se dedicaba a esta actividad desde hace tiempo, al parecer, en todo el país.

“El único procedimiento para la venta de medicamentos es mediante las farmacias. La Policía controla casi todos los circuitos de venta de fármacos, y el Estado hace importaciones directas que solventan el abasto, por ello pedimos a la ciudadanía que no se deje engañar por personas inescrupulosas”, apuntó.

Donaire recordó que estos fármacos, de dudosa procedencia, podrían causar daños irreversibles a la salud, ya que en su mayoría son falsificados.