Todas las contrataciones son acompañadas por reglas y procedimientos de compra de bienes vitales auditados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con altos estándares de transparencia y calidad.

Franz Acarapi / Bolivia Digital – Edición impresa

El Gobierno remitirá a la Contraloría General del Estado (CGE), en el marco de la política de transparencia, todas las contrataciones efectuadas para la adquisición de insumos y equipamiento destinadas a la atención de la emergencia sanitaria en el país.

La remisión de los contratos a la CGE se efectuará una vez que la cuarentena total sea levantada, sostiene un comunicado oficial emitido el 26 de abril, que además menciona que —hasta esa fecha— Bolivia no realizó ningún desembolso para la compra y dotación de insumos médicos y hospitalarios, teniendo en cuenta que algunas de las empresas proveedoras no solicitaron anticipo de pago y otras solo presentaron boletas de pago para el posterior desembolso.

Estas compras se registrarán —en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes)— una vez concluida la adquisición, como indica el manual de operaciones del Sistema de Administración de Bienes y Servicio (SABS), que a la letra dice: “Contratación por Excepción, Desastres y/o Emergencia, Contrataciones Directas y Contrataciones Menores u otras modalidades no requieren publicación de convocatoria (FORM 400)”.

Asimismo, para realizar el seguimiento respectivo, el proceso de adquisiciones también es transparentado mediante la página digital de Bolivia Segura (www.boliviasegura.gob.bo), en la que se encuentran publicadas las licitaciones y se puede acceder a través del link https://www.boliviasegura.gob.bo/transparencia.php para el conocimiento de los interesados.

Control para la detección de síntomas. (Foto: Archivo)

Auditoría externa

De acuerdo con el Gobierno, todas las adquisiciones de insumos médicos ante la pandemia del coronavirus (COVID-19) son acompañadas por reglas y procedimientos de compra de bienes vitales auditados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con altos estándares de transparencia y calidad.

Dichas adquisiciones de insumos y equipos médicos, que se realizan a través de contrataciones directas amparadas en el Decreto Supremo 4174, se las efectúa mediante los organismos de financiamiento internacional como el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

La representante residente adjunta del PNUD en Bolivia, Luciana Mermet, mencionó en una entrevista con los medios estatales que los ministerios de Salud, Planificación, y otros, utilizarán de forma estratégica la capacidad que tiene el organismo de las Naciones Unidas de acceder y adquirir a nivel global reactivos médicos, equipos y material de bioseguridad.

“Nosotros contamos con reglas y procedimientos auditados por las Naciones Unidas, con altos estándares de transparencia, y la presidenta Jeanine Áñez fue clara en el sentido de que hay una vocación de aprovechar estas ventajas que puede tener el PNUD para adquirir bienes vitales”, aseguró Mermet.

Agregó que el PNUD cuenta con una central de adquisiciones a nivel global, ubicada en Dinamarca, que facilita la adquisición de insumos para muchos países al mismo tiempo, generando eficiencias en términos de servicios, plazos de entrega y, principalmente, certidumbre en la calidad.

Personal sanitario desinfecta espacios públicos en la ciudad de La Paz. (Foto: Claudia Morales)

Priorizar la salud

El 27 de abril, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, aseveró que los recursos que se administran en la atención de la emergencia sanitaria nacional provienen del Estado y de fuentes de financiamiento (BM, CAF y BID), en el marco de preservar la vida de los bolivianos ante la pandemia.

“Hoy, para el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, la prioridad es la salud y todas las decisiones están enmarcadas en cuidar la vida de las familias bolivianas; por instrucciones de la Mandataria, todas las compras deben ser hechas con la mayor transparencia”, manifestó la autoridad.

Advirtió que si se descubren irregularidades “seremos implacables, no se puede ser irresponsable con el dinero de los bolivianos, y mucho menos cuando estamos cuidando la vida de ellos”.

Según el Gobierno, todas las emisiones de recursos que se realizan para contener la expansión de la pandemia se codifica con el término COVID-19 para un mejor control y transparencia en su uso y destino, teniendo en cuenta que se registran todos los datos y detalles necesarios.

Apuntes

La remisión de los contratos a la Contraloría General del Estado (CGE) se efectuará una vez que la cuarentena total sea levantada.

Las compras se registrarán —en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes)— una vez concluida la adquisición.

Las transacciones se harán a través del PNUD, organización que cuenta con una central de adquisiciones a nivel global, ubicada en Dinamarca.

Control eficiente

Todas las emisiones de recursos para contener la pandemia se codifican con el término COVID-19 para un mejor control  y transparencia en su uso y destino.