ABI – Edición impresa

El primer convite del Carnaval de Oruro, a realizarse el 15 de diciembre, contará con un plan de seguridad integral en el que se desplazarán al menos 900 efectivos policiales y 100 militares, informó ayer el presidente de la Asociación de Conjuntos del    Folklore de Oruro (ACFO), Jacinto Quispaya.

El representante explicó que esa medida fue tomada en una reunión interinstitucional, con el objetivo de garantizar el bienestar de las aproximadamente 15 mil personas que asisten al evento.

Informó, asimismo, que en una inspección a la ruta del primer convite se constataron algunas deficiencias, como la falta de iluminación, el destrozo en algunas calles, obras que debe ejecutar la Alcaldía antes del Carnaval de 2020.