Infografía: Franz Rosas

Mauricio Quiroz Terán, Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Bolivia reportó este lunes a cinco pacientes de coronavirus recuperados para un total de seis, el mayor número para este ítem desde que la pandemia tocó territorio nacional hace 33 días; sin embargo, la cifra de nuevos infectados se situó en 354 tras el reporte de 24 nuevos casos.

El jefe nacional de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Roberto Vargas, entregó este informe que corresponde a las últimas 24 horas.

El detalle de este reporte señala que hasta las 19.30 del lunes se registraron 24 nuevos contagios: dos en Cochabamba, siete en La Paz, uno en Oruro y 14 en Santa Cruz.

En cuanto a la evolución proporcional de los infectados de COVID-19, los casos se actualizaron de la siguiente manera: Santa Cruz alcanzó los 177 (50%); en La Paz la cifra llegó a los 80 (23%); en Cochabamba es de 54 (15%); en Potosí son 15 (4%); Oruro tiene 14 personas afectadas (4%); Pando se mantiene con 11 (3%) y sin variación están Chuquisaca con un caso y Tarija con dos.

Vargas llamó a la población a cuidar la salud de las personas de la tercera edad, el sector más vulnerable de esta pandemia, y al mismo tiempo mantener las medidas de cuarentena.

Un poco más tarde, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, señaló que las cifras muestran que las medidas de contención están dando resultados.

Montero

Desde Santa Cruz, el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, informó que en Montero se registraron 10 casos confirmados para un total de 14 para las últimas 24 horas.

De hecho, resaltó que Montero hay 58 casos y proporcionalmente lleva el 31% de contagios del departamento, lo que quiere decir enfermo por cada 2.600 habitantes. En tanto que Santa Cruz de la Sierra se da un paciente por cada 85 mil habitantes.

«Montero está complicado, esperamos que el encapsulamiento baje la proporción y empiece a normalizarse, en provincias hay casos menores. A la gente se le pide que soporte esta cuarentena, estamos frenando para que la epidemia no se dispare», añadió Urenda.