Construcción de una obra vial. Foto: ABI

ABI/ Bolivia

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP) informó ayer que el débito automático ejecutado a la Gobernación de Santa Cruz se debe a incumplimientos en el proyecto carretero El Espino-Charagua-Boyuibe.

La cartera de Estado emitió un comunicado luego de que el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, denunciara que el Gobierno hizo el débito automático de Bs 47,9 millones de recursos de la entidad cruceña.

“El débito automático realizado al Gobierno Autónomo Departamental de  Santa  Cruz fue ejecutado en el marco de las funciones operativas del MEFP, a solicitud de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), que invocó la causal de incumplimiento del Convenio ABC Nº02/18 GNT-SCT-CIN-GADSC, referida al Proyecto Carretero El Espino- Charagua-Boyuibe”, se lee en parte del comunicado.

En criterio de Costas, el Ministerio de Economía y Finanzas “confiscó arbitrariamente” a la Gobernación de Santa Cruz Bs 47,9 millones. Ante la situación, advirtió un proceso legal.

El viceministro de Transportes, Nino Saúl Herbas, dijo que “por el incumplimiento de la contraparte se dejó de cancelar a la empresa constructora 11 planillas, desde septiembre de 2019. Más de un año ha incumplido en el pago a la empresa de control y monitoreo y en la liberación de derecho de vías”.