Brigada medica rumbo al aeropuerto de El Alto. (Foto: Sedes de La Paz)

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

Una brigada de 30 personas, integrada por terapistas intensivos, pediatras, infectólogos, médicos y enfermeras, partió hoy con rumbo al departamento del Beni para reforzar el trabajo de contención del COVID-19, que hasta la fecha afectó a 551 personas.

El grupo de salud salió la mañana de este lunes de puertas del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz en buses PumaKatari y Waynabus con rumbo al aeropuerto de El Alto, donde abordó un avión que lo trasladó a Trinidad, capital beniana.

El director del Sedes paceño, René Sahonero, informó que el trabajo de los profesionales en salud será para “cubrir todas las bajas que ha tenido el sistema de salud, y organizar de nuevo la captación y el bloqueo epidemiológico de los casos sospechosos y positivos”.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, señaló que la brigada médica compartirá con sus pares del Beni la aplicación del modelo de contención de la pandemia desarrollada en La Paz, que contribuyó a que haya un crecimiento moderado de casos de coronavirus.

“Primero: Unidad de mando para generar la capacidad de identidad de casos con rastrillaje conformada por equipos de respuesta rápida que trabajan entre 20 y 24 horas. Segundo: Generar un centro de aislamiento con gran capacidad. Tercero: Conformar un sistema de salud integrado entre el sector público y la seguridad social”, detalló  Arias.