CBG_3904

Jackeline Rojas Heredia

El maestro firmó con la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) los documentos que legalizan la donación de un inmueble, que será museo, y de alrededor de 6.000 piezas de arte, entre pinturas, esculturas, tejidos. Son objetos de mucho valor, suyos y de quien fue su esposa y colega, Inés Córdova. También entregó colecciones de obras de otros autores y piezas precolombinas.

Entre las calles 13 y 14 de Calacoto (La Paz) se halla la vivienda del artista. Tiene una sala pequeña, pero con abundantes artículos de arte. Estremecen las imágenes religiosas, santos, dolorosas y el arcángel Miguel sobre un esquinero, espacio que pelea entre lo acogedor y lo tétrico. Se acomoda sobre un sofá que parece ser su preferido, habla de manera pausada, sin que eso le reste ni lucidez ni jovialidad. Olvida por momentos que es el artista e intercambia papeles y plantea preguntas. 

A Pablo Neruda no solo lo conocí, tuve una relación breve, pero profunda con él,  ¿conoce sus poemas de amor y La canción desesperada?

Sí, pero particularmente me gusta su poema Farewell.

Ésa es La canción desesperada, ¿sabe cuál es la temática del poema?

Sobre los marineros que besan y se van y no vuelven nunca más?.

Sí, ¿pero cuál es el tema? Yo te digo. Es sobre un joven que enamora y embaraza a una muchacha y entonces…ese poema nos hace pensar en la vida y en la muerte y en la discusión actual que existe sobre el aborto, esa obra es una elegía a la muerte… Desde el fondo de ti, y arrodillado, un niño triste, como yo, nos mira. Por esa vida que arderá en sus venas tendrían que amarrarse nuestras vidas. Por esas manos hijas de mis manos tendrían que matar las manos mías. Yo no lo quiero, amada. Para que nada nos amarre, que no nos una nada… 
Declamó el poema completo mientras caían sus lágrimas. Silencio.

¿Cómo nace esa historia por la cual se inspira en Bolivia? ¿Cómo emerge el creador de la Escuela Andina de Pintura?
Nace con Inés. Nosotros fuimos los primeros en Bolivia en hacer murales con cerámica. Hay unos que están en la UMSA, en la facultad de Ingeniería. Luego hemos realizado varios murales. Antes las influencias eran de Madrid, París, Nueva York. Con Inés recorrimos el altiplano y descubrimos que la cerámica, los textiles son el puente de unión con el arte, y nuestra inspiración se volcó hacia la artesanía. Fue con la artesanía que realizamos estas obras. Raúl Botelho Gosálvez un escritor conocido, luego de ver mi inspiración, escribía en el diario: “Gil Imaná ha encontrado en su casa lo que todos buscan en casa ajena” refiriéndose a las influencias que venían de todas partes, pero tenemos una raíz rica, el Tiwanaku. Poseemos tejidos maravillosos, distribuidos por el mundo, por qué no aprovechar de ellos, por qué no mostrarlos.

¿Cuál ha sido su obra más importante?
Me atrevería a decir en conjunto que la creación más importante de Inés y mía es Transito en el tiempo, un mural que está en la Mutual La Primera, en El Prado.
Te voy a explicar ligeramente…es una mutual y se debía relacionar el tema con la construcción. Querían que escoja una familia boliviana. Eran los 80. 
Escogí una familia campesina. El padre como proa, la ternura de la madre, la esperanza de la niña. Todos bajo los principios rígidos Ama sua, Ama llulla, Ama qhella. Entonces pienso que el hogar, la familia, comienza con el amor, el abrazo del amor, el sol, la luna, los elementos de la naturaleza, el verde de la rigidez de la educación, la familia y el padre, como proa de un barco esta oteando el porvenir, erguido, fuerte; y luego los materiales. ¿Quién hace homenaje al ladrillo, la piedra, al cemento, al hierro? En ese mural están los elementos y se ven edificios sin terminar porque la construcción es algo que no se acaba. Todos construimos todos los días, en varias ramas en distintas profesiones. La construcción es algo que tiene un principio, pero no un fin. No gustó.

¿Por qué?, ¿qué pasó?
Le pusieron una cortina y lo taparon por un año. Yo reclamaba para que se haga la inauguración hasta que luego de un año el Gerente me dijo: “Vamos hacer la inauguración el viernes”, ¿viernes de la próxima semana? no la de esta. Y era miércoles y pregunté, ¿a qué hora será? A las 09.00 para que no venga gente.
No hubo mucha gente, pero si la necesaria para darnos un abrazo porque es una obra conjunta en diversos materiales. Hasta ahora pasaron 35 años y es difícil conseguir ver el mural o tomar una foto. Si hay buen humor le permitirán la fotografía, si no le pedirán autorización de la Gerencia. El mural es Patrimonio Nacional, y de acuerdo con lo que decía Jorge Siles Salinas es la más representativa de los patrimonios más representados.

¿Qué generó molestia para que la taparan y actúen así?
Es una historia compleja. Dolorosa. Incluso hace unos años la pintaron de rojo, bordearon el mural de rojo intenso, toda la pared, de tal manera de hacerlo desaparecer. Estaba Zulma Yugar de ministra de culturas, ella mandó delegados, y a los dos o tres días restituyeron el color original. Es así, la vida de un pintor es una vida hermosa, pero aún después de realizar el trabajo, en muchas oportunidades, tenemos que seguir luchando.

¿Ha sido feliz?
Sí de una manera especial, en Inés halle amor, comprensión y solidaridad. Juntos hemos sufrido y juntos festejamos momentos de felicidad.
Tomó de la mesa el catálogo sobre su exposición número 100. Describió cada obra y la nombro. El maestro sonríe y repite los nombres, hasta detenerse en uno.
Todo quería ser, todo no ha sido, esa obra fue bautizada por Óscar Cerruto…(suspira).

¿Recuerda los nombres de las obras que llevó a México?

Eran 40, imposible recordarlas. Lo que sí recuerdo es el nombre Gil Imaná —pronuncia con énfasis cada letra— en una tela de un metro de alto a la entrada de ese palacio. Tener exposiciones en el Palacio de Bellas Artes de México, aún hasta ahora soy el único boliviano que tuvo exposición en ese palacio rodeado por las obras de Diego Rivera, Orozco y Siqueiros. Grandes murales que están en las paredes. Y mis obras estuvieron ahí.

 ¿Además de su esposa, Inés, dijo que su hermano es su mejor amigo?
Fue mi mejor amigo, un gran pintor Jorge. Acaba de morir. Silencio.
Luego personalidades con las cuales he tenido una relación estrecha fueron Adolfo Costa Du Rels, Pablo Neruda, Óscar Cerruto…(suspira).
Donará todas sus creaciones a la FCBCB.

¿Algo quedará con usted?
Apenas conservaré mis huesos. El pueblo inspira, el pueblo me da, es preciso que todo vuelva al pueblo, a la gente que me ayudó con su vida. 
(Parte de un diálogo, más que entrevista, que aún continúa)