Achraf Hakimi y Luka Modric disputan el balón durante el Marruecos - Croacia. (Foto: El País de España)

Agencias /

Sin goles, así concluyeron su debut los seleccionados de Croacia, vigente subcampeón del mundo, y Marruecos en el partido por el Grupo F del Mundial de Qatar 2022, en el cual tuvo un correcto desempeño el árbitro argentino Fernando Rapallini.

El cotejo se jugó en el estadio Al Bayt, ubicado en la ciudad de Jor, y Rapallini tiene como asistentes a sus compatriotas Juan Pablo Belatti y Diego Bonfá.

El cero a cero no pudo romperse por más que el desarrollo del partido fue atractivo, con equipos que apostaron a jugar con pelota al pie, intensidad y ambiciones ofensivas.

La buena actuación de los arqueros y la ineficacia de los delanteros conspiró contra la posibilidad de la apertura del marcador y con el correr de los minutos dio la impresión de que el empate les conformó a ambos.

Tanto Luka Modiric, en la formación europea, como Hakim Ziyech, en Marruecos, los más talentosos y generadores de juego, no tuvieron continuidad y con el correr de los minutos perdieron influencia en el juego.

Intenso primer tiempo

El desarrollo del primer tiempo fue muy interesante con cierto predominio marroquí en los primeros 20 minutos, con un juego intenso con toque de balón preciso y veloz liderado por Hakim Ziyech; mientras que Croacia lograba elaborar sus mejores aproximaciones cuando su máxima figura, Luka Modric entre en acción.

No obstante, las situaciones fueron pocas y todas para Croacia con un remate desde lejos de Iván Perisic, una gran tapada del arquero Bono ante un remate de Nikola Vlasic y un tiro de Modric apenas alto.