El seleccionador de Ecuador, Jordi Cruyff, no revela su plan de trabajo. (Foto: Marca)

Guayaquil, Ecuador / EFE

El seleccionador de Ecuador, el hispano-holandés Jordi Cruyff, afirmó hoy que no tiene por qué revelar su agenda de trabajo en público pero que, desde luego, rinde cuentas detalladas a sus superiores, una discreción que también pide a sus jugadores porque el fútbol moderno ha cambiado.

Y dejó abierta la puerta a la convocatoria de jugadores extranjeros que se han nacionalizado ecuatorianos, como también a jugadores locales que hayan cometido algún error y dejó en claro que deberán aprovechar esa oportunidad.

“Lo que no me da la gana es tener que informar públicamente, en cada momento con quién estoy, en dónde estoy y con quién hablo, obviamente sí a mis superiores. Ellos tienen todos los detalles de todos los viajes, pero también les pido discreción», dijo el técnico en un encuentro virtual desde España con periodistas ecuatorianos.

El seleccionador insistió en que les pide discreción a sus jugadores, “porque no quiero que salgan (el contenido de) algunas reuniones que yo haya podido tener con ellos, porque creo que el fútbol moderno es discreto”.

Cruyff cree que no se debe tratar a una selección como si se tratara del programa “El gran hermano”, con seguimientos de cada 10 segundos, y destacó que jugadores actuales se hayan sumado a su línea de la discreción y que no hayan revelado el contenido de sus conversaciones.

En el diálogo justificó su ausencia de Ecuador antes de que comenzará la Liga de este año, porque se encontraba observando a los jugadores que actuaban en otras Ligas como las de México y Estados Unidos, algo de lo que tenían pleno conocimiento los directivos de la FE, aclaró.

Y apuntó que conversó con los jugadores que no han querido estar en la selección para entender sus razones y opiniones sobre desempeños pasados de la tricolor.

“Esas cosas —comprendan— tengo que mantenerlas entre el jugador y yo, porque yo le pido discreción a ellos, entonces yo también tengo que predicar con el ejemplo”.

Con relación a si convocará a extranjeros naturalizados ecuatorianos, dejó la puerta abierta a toda posibilidad como sucede con otras selecciones, como también a jugadores locales que hayan cometido algún error y dejó en claro que deberán aprovechar totalmente esa oportunidad.