Las victimas encendieron la estufa y se quedaron dormidos.

Javier Prado

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, confirmó hoy la muerte de cuatro personas dentro de un consultorio dental de la ciudad de El Alto por aspiración de monóxido de carbono.    

“De acuerdo con el informe del certificado médico forense, se establece como causa de la muerte la intoxicación por monóxido de carbono, lo que se denomina, dentro del léxico investigativo policial, como la ‘muerte dulce’”, aseguró Rojas.

La investigación identificó a las víctimas: dos cadetes de la Academia Nacional de Policías (Anapol), además de un odontólogo y una visita del profesional. Todos quedaron dormidos con la garrafa abierta, lo que saturó el ambiente y les produjo la muerte.

Los  cuerpos fueron entregados a sus familiares para que les brinden el sepelio correspondiente, según informo la institución verde olivo.

De acuerdo a los antecedentes del caso, los cuatros amigos se reunieron en un consultorio odontológico de El Alto, en el que habían consumido bebidas alcohólicas. Debido al frío, encendieron la estufa a gas y se quedaron dormidos.

El hecho sucedió en las últimas horas del día, en medio de las restricciones que están en plena vigencia en la urbe alteña para evitar la pandemia del coronavirus, que aqueja a nuestro país.