La película narra la historia de Lucía, una niña que vive junto a su madre, su hermana pequeña y su alpaca en la Isla del Sol. (Foto: Cortesía Pucara Films)

•Estéfani Huiza Fernández/

La película Cuidando el sol está llena de hermosos paisajes que rodean al inmenso lago Titicaca. Allá entre pajonales y totoras la realizadora boliviana Catalina Razzini escribió la historia de una niña de diez años que descubre su fuerza interna debido a la ausencia de su padre. Paola Gosalvez junto a Pucara Films produjo la cinta.

Razzini se enamoró del teatro y la literatura a temprana edad, su pasión por contar historias la llevó a trabajar con importantes productoras.

En ese camino encontró cobijo en grandes maestros del mundo cinematográfico. Sin embargo, la sensibilidad para elegir y contar una historia caracterizan su trabajo.

La realizadora contó que ahora existen muchas más mujeres contando historias a través del cine y eso se lo debemos a la lucha de sus predecesoras por conseguir un espacio en el gremio cinematográfico.

“Creo que antes debió ser más difícil para las mujeres. En la historia del cine del país vemos que el 90 por ciento de los que hacían películas son hombres, nosotras somos afortunadas de pertenecer a una generación que empezaba a luchar mucho más por presentar sus voces”, manifestó.

La cineasta agregó que aunque no sintió discriminación hacia su género cuando ingresó al ámbito audiovisual, notó que sus pares (hombres) sí tenían muchas más oportunidades.

“Nosotras siempre estábamos sujetas a cierto tipo de roles, no podíamos ingresar a otros espacios que nos hubieran encantado (…) Creo que todavía estamos en el proceso de cambiar esos aspectos y deberíamos abrir esos espacios para nuevas generaciones ”, agregó.

Razzini destacó que cada vez hay más mujeres que escriben y dirigen, lo que abre más espacios para las realizadoras.

Cuidando el sol
La película nació como un cortometraje que la realizadora escribió cuando terminaba de estudiar cine. “Era una imagen muy poderosa que se aparecía de rato en rato. Entonces me decidí a escribir el guión”.

Razzini contó que la historia gira en torno de una espera que se mantuvo como esencia durante toda la película. En uno de sus viajes a la Isla del Sol (su lugar favorito del mundo), encontró el escenario perfecto para el desarrollo de la cinta, no sólo para complementar la trama, sino por el concepto que implica ver una isla.“Estás aislado, no hay tecnología, la vida es propia. Para mí era imprescindible encontrar eso para que conjugue con la historia y los personajes”.

La cineasta contó que la película se filmó en la comunidad de Yumani y fue ahí donde se estrenó la cinta. Ante la mirada atónita de los comunarios, las niñas fueron las estrellas de esa noche inolvidable.

Acerca de la directora

Catalina Razzini nació en La Paz, el 25 diciembre de 1984. Egresó de la carrera de Literatura de la UMSA y es licenciada en dirección de cine de la Universidad Católica. Tiene una maestría en dirección de cine de la escuela TAI de Madrid. Cuidando el sol es su ópera prima.

Participó en varias películas tanto bolivianas como extranjeras, entre ellas Juana Azurduy, Guerrillera de la Patria Grande, de Jorge Sanjinés; Lo peor de los deseos; Experta en Crisis y otros largometrajes.