Una funcionaria de salud desinfecta las manos de una ciudadana. (Foto: Sputniknews)

Bolivia Digital

La curva de casos de COVID-19 es ascendente y cada día aparecen más infectados que los que se recuperan. Se pretende controlar estas cifras para evitar un desborde de contagios.

“En este momento estamos en curva ascendente, tenemos más casos que aparecen que los que se recuperan; sin embargo, aún lo podemos controlar, pero no podemos bajar la guardia porque si esta curva se dispara no podremos controlar”, declaró el ministro de Salud, Marcelo Navajas, en entrevista con la Red Uno.

La autoridad insistió en que se debe evitar que la pandemia llegue a todos los municipios porque no tendrán dónde ser atendidos.

“Nadie en el mundo está preparado para que un número equis en un momento determinado necesite ciertos servicios hospitalarios”, aseveró.

Bolivia cuenta por el momento con tres laboratorios, pero no con los cartuchos para las pruebas, que llegarán en la segunda quincena de mayo.

“Algunos (laboratorios) están funcionando en el eje y otros están en proceso de instalación, como en el caso de Sucre, Tarija, Potosí, posteriormente seguirá Oruro y sucesivamente completaremos en los otros departamentos”, señaló.