• Redacción Central /

La autopsia de ley realizada al cadáver de la niña Darlyng Chávez Meruvia (4) confirmó que la menor falleció hace tres días a consecuencia de una asfixia por obstrucción de las vías aéreas.

La menor había desaparecido el sábado 17 de julio cuando se encontraba jugando en el parque de Mairana (Santa Cruz) y desde ese día se desarrollaron diversos operativos de búsqueda.

Los peores temores se hicieron realidad el viernes por la tarde, puesto que el cadáver de la menor fue hallado a orillas del río próximo a la comunidad Hierba Buena Militar (Mairana).

El comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, informó que la menor fue asfixiada hace aproximadamente tres días y que su cuerpo fue arrojado al río para hacer creer que se ahogó.

El reporte preliminar indica que no se hallaron señales o indicios de agresión sexual; sin embargo, se harán más estudios para confirmar o descartar esta hipótesis.

La Policía sospecha que la niña fue raptada por un hombre, del cual ya se tiene elaborado un retrato hablado, que la retuvo durante varios días abusándola.

CONSTERNACIÓN

Los pobladores de Mairana expresaron su pena por la manera en la que fue hallado el cadáver, pero sobre todo porque la niña estuvo al menos tres días a merced de su captor antes de ser asesinada.

“Es imposible de creer que alguien le haya hecho algo así a una niña inocente. Le pedimos a la Policía que extreme los esfuerzos para poder dar con el asesino”, dijo una vecina en en trevista con red Uno. La Policía recolectó varias evidencias en los alrededores del río donde estaba el cadáver y las someterá a pericias para tratar de identificar a su raptor.

Los familiares de la menor se encuentran desconsolados y aún sin poder creer cómo murió la niña de cuatro años.

“Me la han maltratado, la han hecho sufrir. Ella era inocente, era un angelito que ahora está en el cielo. Les pido a las autoridades que hagan todo lo posible por esclarecer esta muerte y atrapen a los que la mataron”, indicó una familiar.

linkedin