Ciudadanos chinos caminan por las callees con mascarillas. (Foto: bbc.com)

 

Infobae, AFP, as.com y lavoz.com.ar

Una base de datos filtrada de la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa, en la ciudad de Changsha, China, podría tener 640 mil contagios de la pandemia del nuevo coronavirus. El número es muy superior al reportado oficialmente por el Gobierno: 84.029 contagios y 4.637 muertos.

La información, proveniente de una base de datos filtrada a Foreign Policy y 100 Reporters, cuenta de “640 mil entradas individuales” tomadas de al menos 230 ciudades repartidas por todo el país. Cada entrada contiene latitud, longitud y número de casos confirmados en cada lugar y en una fecha específica, desde febrero hasta abril.

De acuerdo con lo que publicó Daily Mail se incluyen hospitales, complejos de departamentos, hoteles, supermercados, estaciones de ferrocarril, restaurantes y hasta escuelas. Suponiendo que cada entrada contiene al menos un caso, eso significa que se registran al menos 640 mil casos en todo el país asiático.

El país más golpeado por la pandemia es Estados Unidos, el acuerdo de datos de la Universidad Johns Hopkins tiene 1.417.889 casos de contagios y 243.430 fallecidos; mientras que Rusia, según datos oficiales, se encuentra con 262.843 casos positivos de coronavirus.

BÉLGICA, CONTEO “HONESTO”

Mientras que Bélgica, con 11,5 millones de habitantes, ha contabilizado cerca de 9.000 decesos por coronavirus, una de las tasas de mortalidad más elevadas en el mundo que el Gobierno atribuye a su método «honesto», apegado a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Este tipo de vigilancia (representación de datos) representa lo que la OMS recomienda en la actualidad, al punto que Bélgica, que fue felicitada la semana pasada” por la agencia de la ONU, solicitó un portavoz de las autoridades sanitarias belgas, el doctor Yves van Laethem

Además de recoger los fallecimientos que obtuvieron virus positivos, las autoridades belgas integran en sus cifras a los enfermos que no fueron diagnosticados a tiempo y cuya muerte se cree que está relacionada con la enfermedad pandémica. Ese recuento incluye tanto a las víctimas mortales en hospitales como en residencias de ancianos.