F.D.C/Bolivia/Edición Impresa
La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, al rechazar ayer las afirmaciones de Amanda Dávila, exgerente de la Editorial del Estado,  le dijo que podrá defenderse en los estrados judiciales “sin la presión” de nadie.

Dávila, exministra de Comunicación y exejecutiva de la Editorial del Estado, mediante su cuenta Twitter, rechazó las acusaciones en su contra.

En declaraciones a los periodistas, la ministra respondió: “Que la justicia diga, ahora que tenemos una justicia independiente, Amanda Dávila se podrá defender sin la presión del Ejecutivo, del Legislativo ni de ninguna autoridad”.

“Tendrá toda la oportunidad y garantías de defenderse de todas estas acusaciones que han sido presentadas por el gerente ejecutivo de la Editorial del Estado (César Rojas). Si demuestra que no es responsable de ninguna irregularidad, tiene que estar tranquila, no se le ha montado absolutamente nada”, añadió la autoridad.

La Editorial del Estado registra, según reveló la ministra Lizárraga el jueves, una pérdida de 4 millones de bolivianos por la elaboración de material para la campaña del MAS-IPSP que no fue pagada. 

“Estos materiales eran luego facturados a diversos ministerios y pagados por los mismos”, manifestó. 

En tanto que Rojas, actual ejecutivo de la editorial, indicó que en muchos casos no fue pagado debido a que “las personas responsables fueron removidas de sus cargos”.