Redacción Bolivia/Edición Impresa
El ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó ayer que de los 702 ciudadanos cubanos que trabajaban en Bolivia, solo 205 eran médicos y el resto, choferes, técnicos y operadores.  

“Hemos hecho una investigación al respecto y son 702 ítems este año para médicos cubanos, y solamente eran 205 médicos y los demás eran técnicos, operadores y choferes”, dijo en entrevista con la red Unitel.

Añadió que este año se gastaron 53.121.000 bolivianos en la contratación de ese personal.

“Según la primera investigación, se pagaba 1.032 dólares por cada cubano que estaba en Bolivia y no se le daba a cada uno, sino a la misión cubana, y ese dinero se les entregaba a dos personas de nacionalidad cubana que ya salieron del país”, señaló.

Cruz dijo que a esos ciudadanos cubanos se les pagaba 68 bolivianos por viáticos día, además de financiar su transporte interno en el país.
Dijo que su despacho realiza una auditoría a todos esos recursos económicos para cuantificar el monto destinado a esa delegación. 

Residentes cubanos trabajaron en los últimos años en programas del Ministerio de Salud, como Operación Milagro, entre otros.

El ministro anunció que se repondrá galenos en los lugares que dejaron los 205 médicos cubanos para restablecer el servicio de salud a la población. 

En los últimos días, 200 médicos cubanos dejaron el país en un avión de esa nación.