Médicos y enfermeras de terapia intensiva atienden a varios pacientes. Foto: Infobae.

Gabriela Ramos / Bolivia Digital

El Decreto Supremo 4204, que da vía libre al aumento salarial e irrestricto para los profesionales y trabajadores de la salud, fue elevado a rango de ley, hoy, gracias a la promulgación hecha por la presidenta Jeanine Áñez.

La presidenta Áñez promulgó la ley, aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), y señaló: “Promulgo con todo gusto esta ley que me manda la Asamblea para mejorar el pago de nuestros médicos (…). Esta ley que es justa y necesaria para los médicos de todo el país”.

La Jefa de Estado ponderó la labor desarrollada por médicos, enfermeras, enfermeros, personal de limpieza, conductores de ambulancia y el personal administrativo de los hospitales, que coadyuvan en la lucha para contener el coronavirus.

La norma tiene un solo artículo y da un plazo de cinco días calendario para que los ministerios de Economía y de Salud emitan una resolución biministerial que contenga el detalle de los profesionales y trabajadores en salud que prestarán sus servicios durante la emergencia sanitaria nacional por la pandemia de coronavirus (COVID-19), y por ende se beneficiarán de este tratamiento salarial.

“Durante el período de emergencia sanitaria nacional, que implica la implementación de las acciones y medidas de vigilancia epidemiológica, prevención, contención, diagnóstico, atención y tratamiento del coronavirus (COVID-19), se exceptúa a los profesionales y trabajadores en salud, de la aplicación del artículo 17 de la Ley nº 614, de 13 de diciembre de 2014, y del artículo 6 de la ley Nº856, de 28 de noviembre de 2016, vigentes por los incisos n) y r) de la Disposición Final Quinta de la Ley Nº 1267, 20 de diciembre de 2019, del Presupuesto General del Estado, gestión 2020”, señala el documento elevado a rango de ley.

Esto quiere decir que queda sin efecto la aplicación del artículo 17 de la Ley 614, que establece, en su parte octava: “En el sector salud, la remuneración mensual de los servidores públicos que trabajan medio tiempo, incluyendo todos los beneficios colaterales, no debe ser igual ni superior al cincuenta por ciento (50%) de la remuneración percibida por un Ministro de Estado”.

Además, los profesionales en salud que cumplen funciones de docencia y/o administración en el Sistema Universitario Público están exceptos de limitar sus ingresos al tope establecido en función a la remuneración mensual percibida por el presidente del Estado.

En la parte segunda del decreto elevado a rango de ley se dispone que “los profesionales y trabajadores en salud podrán desempeñar funciones más allá de las cargas horarias establecidas, en diferentes establecimientos de salud del Sistema Nacional de Salud.

El inciso cuarto de la norma exceptúa a los profesionales y trabajadores de salud que desarrollan labores administrativas.