El ministro de Trabajo, Óscar Mercado. (Foto: RRSS).

El objetivo es que el acceso a los créditos sea ágil y sin carga burocrática, orientada a generar un alivio a la empresa y fundamentalmente resguardar el empleo.

Franz Acarapi / Bolivia Digital

Un decreto reglamentario definirá la operatividad del acceso a créditos del sistema financiero para las empresas y el pago de salarios a los trabajadores, en el marco de las medidas económicas aplicadas por el Gobierno para preservar el empleo y el funcionamiento de las unidades productivas.

El martes, la presidenta Jeanine Áñez anunció varias medidas, entre ellas el denominado Plan de Apoyo al Pago del Salario que permitirá la entrega de créditos a las empresas en condiciones favorables con plazo de 18 meses y seis sin el pago de capital ni intereses. Estos recursos solo podrán utilizarse para el pago de sueldos a los trabajadores.

Las compañías que así lo requieran, podrán sacar préstamos por el valor de dos sueldos mínimos por cada empleado y por cada mes. Asimismo, la condición para pedir el crédito es mostrar al banco la planilla de los trabajadores.

“Todo decreto supremo normalmente tiene una reglamentación para poder operativizarlo. Seguramente la ASFI y el sistema financiero establecerán muy rápidamente cuáles son los requisitos. Si en ellos el Ministerio de Trabajo puede aportar, a través del sistema de registro de empresas y el registro de planillas, estamos listos y predispuestos a hacerlo”, indicó a Bolivia Digital el ministro de Trabajo, Óscar Mercado.

Mencionó que el objetivo es que el acceso a los créditos sea ágil y sin carga burocrática, orientada a generar un alivio a la empresa y fundamentalmente resguardar el empleo.

De acuerdo con la autoridad, el Gobierno entendió las dificultades que tienen las empresas privadas, por lo que determinó la aplicación del Plan de Apoyo al Pago del Salario y el Plan Empleo, este último dispone un fondo de Bs 1.500 millones para créditos a las pequeñas, medianas y microempresas (pymes) con el objetivo de que continúen en funcionamiento y producción.

“Con estas dos acciones, históricas, de vanguardia en Latinoamérica, no deberíamos tener problemas en estos sectores. ¿Cuál era el problema para no poder mantener a sus trabajadores? La falta de flujo de caja, de liquidez; como no estaban produciendo, les faltaba plata para pagar los sueldos”, explicó.

El presidente de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Marcelo Trigo, en declaraciones a radio Marítima de Santa Cruz, ratificó el compromiso y apoyo de la banca a las disposiciones emitidas por el Gobierno, como el pago de bonos y rentas en todas las entidades financieras del país.

Respecto al Plan Empleo y al Plan de Apoyo al Pago del Salario, Trigo señaló que aún no se efectuó una reunión con el Órgano Ejecutivo y que la banca aún espera un comunicado para tratar las medidas económicas de apoyo al sector empresarial.

“Estamos a la espera de que nos comuniquen qué es lo que están pensando, no tengo mayor información”, aseveró.