ULT20-CONVOY_CONVOY_DE_CISTERNAS_SALE_DE_LA_PLANTA_DE_SENKATA-APG

 

Redacción central – Edición impresa

El ministro de Defensa, Fernando López, aseguró anoche que las Fuerzas Armadas no realizaron ni un solo disparo durante los hechos suscitados en cercanías de la planta de Senkata, ciudad de El Alto, que terminaron con 20 personas heridas y tres muertos.

A tiempo de aclarar los hechos ocurridos ayer, López lamentó que grupos vandálicos atenten contra una de las plantas más importantes de distribución de carburantes para las urbes paceña y alteña.  “Me encantaría aclarar que del Ejército no salió ni un solo proyectil. Las Fuerzas Armadas se mantienen con la premisa del diálogo permanente”, dijo.

El titular de la cartera de Defensa explicó que en horas de la mañana se activó un operativo para permitir que salgan algunas cisternas y camiones de gas  para abastecer a la ciudad de La Paz que carecía de estos servicios básicos. Entre las 9.00 y las 11.30 no hubo problemas con estas operaciones, pero poco después un grupo de manifestantes arremetieron contra la planta armados de cachorros de dinamita que incluso tumbaron las paredes de la instalación.

Según grabaciones recibidas por el Gobierno, se puede evidenciar que los efectivos militares trataron de entablar diálogo con las personas que protestaban, pero no fue posible ya que no había interlocutores y los que se presentaron como tal estaban alcoholizados.

Un atentado a la planta, explicó López, sería catastrófico debido a la magnitud de la explosión, por lo que la prioridad del Gobierno será cuidar las instalaciones hidrocarburíferas pertenecientes a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Las personas que están atentando en la planta de Senkata no les interesa la vida de los bolivianos. Estas personas, que son un número reducido, no representan el espíritu de los alteños, de los bolivianos (…) son sujetos que están pagos, probadamente les están dando dinero, están alcoholizados, es casi seguro que ellos reflejan lo peor de nuestra sociedad”, aseveró.

Las Fuerzas Armadas, mediante un comunicado de prensa, explicaron que ante la información de inteligencia alertando sobre la toma y destrucción de las instalaciones de la planta de Senkata se ejecutó una operación militar-policial para preservar un servicio público, esencial y estratégico.

“Dicha operación fue realizada en forma pacífica, una vez que se agotó la negociación y el diálogo y ante la negativa e intransigencia de la gente que propicia estas movilizaciones. Después de la salida de las cisternas, los agitadores y vándalos enardecidos destruyeron parte de las instalaciones, muro perimetral, portones de ingreso utilizando explosivos de alto poder, ocasionando daños que pueden generar un peligro mayor para la población en caso de una explosión en cadena”, indica el informe.

Al respecto, el Ministro de la Presidencia reiteró su convocatoria al diálogo con los sectores movilizados. Dijo que existen importantes avances con la Central Obrera Boliviana (COB), con la que podrían firmar pronto un acuerdo de pacificación.

Aseguró además que el Gobierno está dispuesto a replegar a las Fuerzas Armadas siempre y cuando los manifestantes también dejen de lado las protestas violentas. “Si con desmovilizar las Fuerzas Armadas se va a avanzar el diálogo, estamos dispuestos a hacerlo, y si la desmovilización va a contribuir a la paz social, creo que vamos por buen camino”, dijo.

 

Defensora pide el repliegue de los militares

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, confirmó que existen tres personas fallecidas, por lo cual pidió a las autoridades judiciales realizar las investigaciones correspondientes del caso.

Asimismo, solicitó que el Gobierno repliegue a los efectivos militares del control de las manifestaciones. “Pedimos que el primer paso para pacificar nuestro país sea evitar más muertes y la desmovilización de las Fuerzas Armadas”, dijo.

A su turno, el fiscal departamental de La Paz, William  Alave, informó anoche que se tiene identificadas a dos de las personas fallecidas: Deyvid Posto Cusi y Edwin Jamachi Paniagua, a este último ya se le realizó la autopsia y todavía no se identificó al tercero.

Declaró que al momento existen 24 heridos, estos casos están en investigación. También informó que se abrió otra causa por los daños que ocasionaron algunas personas en contra de los bienes del Estado.