Imagen referencial. (Foto: Fides)

Bolivia

La Defensoría del Pueblo condenó ayer la violencia ejercida contra la candidata al municipio de Entre Ríos, en el trópico cochabambino por el MTS, Julia Calle. Denunció que ella y sus seguidores fueron gasificados y apedreados durante su acto de cierre de campaña el domingo y se declaró en la clandestinidad, según publicaciones de medios de comunicación.

“Esta institución defensorial advierte que estas acciones, ocurridas el fin de semana, no sólo atentan contra el derecho a una convivencia pacífica y a participar en elecciones libres y democráticas, lo que pone en riesgo la misma democracia, sino también se constituye en un delito sancionado en la Ley 243 de Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres”, señala el boletín de prensa institucional de la Defensoría del Pueblo.