Sheila Gomez, representante de la Defensoría del Pueblo (Foto: RRSS)

Fabiola López Uriarte / Ahora El Pueblo Digital /

La representante de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz, Sheila Gómez, hizo un llamado este martes a las autoridades cruceñas a deponer las medidas de presión en ese departamento que ingresó hoy al día 32 de paro cívico indefinido.

“Lamentablemente cada día que nos levantamos es con una noticia relacionada con agresión, intervención policial violenta, con detenciones. Es un panorama nada alentador, pero desde la Defensoría del Pueblo hacemos eco de las palabras de nuestro Defensor, que desde el primer día del paro cívico a hecho un llamamiento a que todos pongamos de nuestra parte para contribuir a un clima de paz y tranquilidad”, sostuvo.

El defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, rechazó en distintas ocasiones la violencia generada en Santa Cruz producto del paro cívico, como la registrada en el Plan 3000 de esa capital.

“Lo que pedimos es que cese la violencia, no queremos que se instale una cultura de violencia, de confrontaciones entre hermanos y hermanas bolivianos porque el conflicto va pasar y los niveles de convivencia son los que se van a deteriorar”, aseveró.

Gómez indicó que son las autoridades del Estado nacional, Departamental y Municipal los que deben procurar restablecer el clima de paz y tranquilidad que existía en el departamento cruceño.

“A los tres estamentos del Estado el nacional, departamental y el municipal ya que son las autoridades las que tienen una gran responsabilidad y son las responsables para que nos devuelvan la paz social en nuestro departamento”, señaló.

Hasta este martes se cumplen 32 días del paro indefinido que vive el departamento de Santa Cruz y a pesar de que en la Asamblea Legislativa Plurinacional se busca aproar una ley del Censo los cívicos cruceños y el Gobernador se resisten a levantar el paro.