Redacción central – Edición impresa

Un grupo de vecinos de la zona Sur, dirigentes cívicos y el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, invitaron a una reunión a los miembros de la Misión Solidaridad Argentina, pero estos no asistieron a la cita.

“Los vecinos de la zona Sur los han invitado a ellos (Misión Solidaridad Argentina) para reunirse hoy (por ayer) a las 17.00  y explicarles de forma objetiva y serena la versión de todos los vecinos, lo que ha acontecido, la manera en la que han sido reprimidos, cómo han tenido que generar mecanismos de autodefensa ante la indefensión y el ataque de las hordas promovidas por el gobierno de Evo Morales”, dijo el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Albarracín fue una de las víctimas porque le quemaron su casa en la zona de Cota Cota.

Dijo que era importante que ellos tengan esta información  para cualquier investigación que se pretenda realizar sobre ese acontecimiento, que debe ser abordado desde las diferentes fuentes de información, “no solo escuchar a un lado”.

Albarracín asegura que dicha comisión llegó con un preconcepto de que en Bolivia hubo golpe de Estado, “que se han violado derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas  y tienen una visión unilateral de los acontecimientos, por tanto, las conclusiones a las que arriben van a ser subjetivas e incompletas”.

El presidente del Comité Cívico pro La Paz, Antonio Alarcón, expresó su desacuerdo con la intromisión de la comisión en asuntos de derechos humanos en Bolivia.