El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, en conferencia de prensa. (Foto: Min. De Gobierno)

• Ahora El Pueblo/

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, informó ayer que se desarticuló una banda criminal transnacional denominada Los Botudos, que protagonizó un robo agravado a una casa de cambios con la complicidad de dos policías.

“Este lamentable hecho ocurrido el 21 del presente mes en el municipio de Bermejo en el departamento de Tarija, donde la Policía Boliviana logró la desarticulación de una organización criminal internacional dedicada al robo agravado y otros delitos conexos”, señaló en conferencia de prensa.

El 21 de septiembre, personal de la FELCC se constituyó en inmediaciones del barrio central donde dos antisociales ingresaron a una casa de cambio y robaron un monto aproximado de $us 50 mil. Ambos criminales utilizaron una motocicleta negra marca Huave para luego escapar. En el ínterin hirieron a un transeúnte a quien le dieron un disparo.

En su intento por escapar a máxima velocidad, el par de delincuentes colisionó contra un vehículo. En el hecho murió uno de ellos, Alexander Clemente Lino, alias ‘Toto’. Luis Daniel Condori, el otro cómplice, intentó fugarse, no obstante fue interceptado por las fuerzas del orden para luego ser aprehendido. Era de procedencia argentina.   

Investigaciones posteriores determinaron que Diego Andrés Ibarra, alias ‘Paulino’ era el principal cabecilla de la organización criminal ‘Los Botudos’.

Este sujeto habría facilitado medios logísticos para la ejecución del robo agravado en la casa de cambios. Se supo también que se contactó con Franco Joasil Caba, alias ‘Alejo’, quien gestionó la entrega de la motocicleta con la que se haría el ilícito en oficinas de Tránsito de la Policía Boliviana.   

En consecuencia se procedió con la aprehensión del sargento primero Lindolfo Cardozo, efectivo policial parte de la organización delincuencial, que operaba bajo el alias de ‘Conejo’, además de un jefe policial, el mayor Julio Castillo Justiniano, quien es sindicado como autor intelectual del delito.