REDACCIÓN CENTRAL – Edición impresa

El ministro de Energías, Álvaro Guzmán, aclaró ayer que no hubo incremento de tarifas por consumo de energía, sino un aumento de uso por una ola de calor que derivó en el alza de montos de facturación en el mes de noviembre.

Informó que en las pasadas horas se reunió con el gerente de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), con quien se acordó dejar en suspenso el pago por consumo del mes de noviembre hasta establecer un plan de pagos.

“La problemática que está viviendo Santa Cruz con la Cooperativa es por el consumo de kilovatios; es decir, por uso de energía y no por incremento tarifario. Hay facturas en las que se advierte que el aumento es de 200% y 400%, y eso llama la atención, por eso se realizaron manifestaciones”, sostuvo.

En ese contexto, dijo que el objetivo de su administración, por mandato de la presidenta Jeanine Áñez, es promover la baja hasta lograr un punto de equilibrio y que en todas las regiones del país se pague por el costo de kilovatio.

“Vamos a tener nuevas tarifas y Santa Cruz no será excepción, ellos van a ser parte de la nueva estructura tarifaria con costos más baratos para la población”, precisó.