SOCX-F1SAMMY SCHWARTZ -RRSS

 

Juan René Castellón – Edición impresa

“Lamento profundamente la partida de mi amigo, pero sobre todo del ejemplo de lucha y compromiso democrático, que siempre fue y como lo recordaremos”, escribió en su cuenta de Twitter la  presidenta Jeanine Áñez con relación al deceso del fotoperiodista Samy Schwartz.  

El profesional falleció de un infarto al corazón la noche del miércoles cuando retornaba a Santa Cruz desde la ciudad de La Paz, donde participó de una sesión de fotos, precisamente con la presidenta Áñez.

Esta labor la informó en su cuenta de Facebook, con un video donde se ve los preparativos de la sesión fotográfica y un saludo de la Jefa de Estado.

El periodista Jhon Arandia difundió en su cuenta de Facebook la última conversación que tuvo con el fotógrafo, en la que éste se excusaba de asistir a una entrevista en radio Fides.

Arandia dijo que le reveló que en diciembre de 2018 habría sufrido un atentado a su salud, cuando personas vestidas con las poleras del 21F le invitaron una salteña, que habría contenido un  hueso tallado, cubierto de grasa, que posteriormente le habría perforado el intestino.

“Querido John, estoy en La Paz, me sentí muy mal, estaré con la Presidenta en un rato más y me vuelvo a Santa Cruz, parece que fue por lo del atentado en diciembre que mi estómago se descompensó (…) Voy a tratar de quedarme (…) pero estoy muy mal”, dice su último mensaje.

Y Arandia añadió: “No quiero pensar que te mataron, pero pediré una investigación del tema. Tú me confiaste esta información que puede ser prueba. Hoy debías estar en Fides conmigo para mostrar la grandeza de tus fotos y tu recorrido por el mundo. Amigo, golpea fuerte tu partida, muy fuerte”.

Schwartz falleció a los 55 años. Nació en La Paz de padres israelitas y radicaba en Santa Cruz. Estudió Fotoperiodismo e Ingeniería Industrial. Era conocido por haber sido el fotógrafo del papa Francisco, cuando visitó Bolivia, y ser detractor del expresidente Evo Morales.

En el tuit que fijó en su portal de Twitter se lee una nota de  Gente de Argentina: Schwartz, el fotógrafo que provocó la renuncia de Evo Morales.

En ese artículo se informa cómo el fotoperiodista divulgó la revelación de un informante, en sentido de que el anterior gobierno habría decidido acabar con la vida de Fernando Camacho.

En ese tuit, Schwartz se refiere a Camacho como su amigo. “#deultimo Amigos Todos. #Urgente La Paz Mi amigo @LuisFerCamachoV y su equipo en grave peligro. 100% Los van a asesinar como Hotel Las Américas, necesitan su protección”.   

También fue conocido por haber participado en la marcha por la defensa del Tipnis. Uno de los fotógrafos que lo acompañó, Javier Mamani, director de APG, lo recordó como “una persona intrépida”, que se lanzaba a las aventuras y a quien no le interesaba si comía o no comía, pues “la cosa era sacar fotos”.

Otros periodistas también manifestaron su pesar por su partida y destacaron su aporte. Por ejemplo, Jesús Alanoca lo definió como: “Irreverente, ácido, crudamente sincero y entregado completamente a su trabajo”.

Su hermana, Raquel Schwartz, lo rememora también como “el luchador, el hombre de gran palabra”, también “como el defensor de todas las causas que hemos pasado. Su amor ha sido su patria, su trabajo”.