PAIS-INRA

 

Redacción central – Edición impresa

El director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Roberto Polo, designó ayer a Miriam Bozo como responsable de la Unidad de Saneamiento y Titulación de esa entidad que depende del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

En la ocasión, se exhortó a la flamante autoridad a trabajar con compromiso, responsabilidad y transparencia en el proceso de saneamiento de tierras en el territorio nacional.

“El período de transición tiene que ser un momento en que va a diferenciar un escenario con otro, y esa diferencia la tenemos que marcar nosotros los servidores públicos. Los cambios tienen que ir en beneficio de nuestras comunidades del área rural; necesitamos profesionales con experiencia, no personas vendidas a estructuras, demandamos funcionarios transparentes y comprometidos”, sostuvo Polo.

A su vez, la flamante autoridad agradeció la confianza depositada en su persona por la presidenta Jeanine Áñez, el ministro de Desarrollo Rural, Mauricio Ordóñez, y comprometió todo su esfuerzo para cumplir con los desafíos planteados.

“Agradezco a Dios, a todas las autoridades y al responsable nacional por haber confiado en mi persona; conozco del tema y espero poder coordinar con los demás directores para trabajar en favor de la comunidades y ayllus, estamos aquí para otorgarles un derecho propietario de acuerdo con la normativa en vigencia”, aseguró Miriam Bozo.