Foto: Detalle de vuelos confidenciales de la aeronave presidencial boliviana a Brasil en 2019

ABI/

El desliz del presidente brasileño Jair Bolsonaro quien reveló que mantuvo una cita secreta con Jeanine Añez, puede agravar la situación de la expresidenta de facto, dijo el analista brasileño Beto Almeida. La información sobre la cita reservada surgió tras la revelación de 25 vuelos confidenciales de la aeronave presidencial boliviana a Brasil en los meses en los que Arturo Murillo negoció la compra de gases lacrimógenos con sobreprecio, precisamente con una empresa brasileña.

La noticia de la reunión Bolsonaro- Áñez también mostró la cercanía brasileña con Luis Fernando Camacho, entonces dirigente cívico cruceño y conocido como el “Bolsonaro boliviano” quien a mediados de 2019, “había sido recibido por el canciller brasileño de entonces, Ernesto Araújo. Tras la conversación, Camacho y Araújo se fotografiaron junto a la diputada Carla Zambelli, de ardorosa estirpe bolsonarista”, indica el reportaje del periódico argentino, Página 12.

Sobre la cita secreta entre Bolsonaro y la expresidenta de facto de Bolivia, el impreso argentino indica en su edición del 17 de enero de 2022: “En un acto aparentemente involuntario el capitán retirado y mandatario (Bolsonaro) afirmó: ‘la expresidenta de Bolivia, Jeanine… estuve con ella una vez, es una persona simpática que está presa’. Para después agregar, con enojo, ‘¿saben cuál es la acusación contra ella? (haber cometido) actos antidemocráticos’».

Lo que no dijo Bolsonaro es cuándo y dónde ocurrió el encuentro con la mujer que gobernó de facto entre noviembre de 2019 y diciembre de 2020.

Al respecto, el analista y periodista Almeida, dijo en radio Patria Nueva que la cita misteriosa, puede “complicar la situación de Jeanine Añez” quien se someterá, posiblemente esta semana, al inicio del juicio en Bolivia por el caso denominado “golpe de Estado II”

Al respecto, Página 12 agregó que “el posible encuentro puede ser la punta de una madeja donde se enredan conspiraciones, vuelos clandestinos, fuga de ministros y tal vez la entrega armas”.

25 vuelos reservados a Brasil

En ese período de poco más de un año el avión presidencial boliviano, que sólo puede decolar con la autorización de Jeanine Áñez o con ella a bordo, voló frecuente y clandestinamente a Brasil entre noviembre de 2019 a diciembre de ese año. En total se produjeron 25 vuelos que no fueron de conocimiento de la opinión pública boliviana.

Según el reportaje del periodista Felipe Yapur, de Página 12, el avión FAB 001, es decir la aeronave presidencial boliviana, realizó varios vuelos a Brasil 

“De hecho, en la madrugada del 11 de noviembre, cuando todavía no había asumido Áñez la presidencia, el FAB001 realizaba un despegue desde el aeropuerto de Campina Grande, Sao Paulo, hasta el aeropuerto internacional de Brasilia. Según los registros de FlightAware, estuvo durante cuatro días y el 15 de noviembre partió hacia Sao Paulo para regresar a Brasilia dos días después. El 22 de noviembre fue a Rio de Janeiro y volvió a la capital de Brasil al día siguiente. El mismo 23 voló hasta el aeropuerto de Manaos, en el Amazonas donde estuvo hasta el 26 de noviembre. El 27 finalmente regresó a La Paz”, indica el informe.

Los vuelos secretos de la aeronave presidencial boliviana se produjeron hasta mayo de 2020 y varios de ellos llegaron directamente a Santa Cruz, indica la investigación de prensa que cita como fuente de los vuelos a “datos que arroja (la empresa) FlightAware (…) La empresa tiene sede en la ciudad Houston, Texas, y es una conocida compañía global de software de aviación que ofrecen el seguimiento de los vuelos tanto de aviones privados como comerciales de todo el mundo”.

“Lo que llama la atención -agrega el reportaje argentino- es que los vuelos al exterior del avión presidencial desde aquel 11 de noviembre hasta el 8 de mayo pasado se realizaron de manera exclusiva a Brasil. Están registrados 25 vuelos sin contar los días que la aeronave estuvo estacionada en aeropuertos brasileños y sin detallar los vuelos entre diferentes ciudades de ese país. En lo que hace a traslados en el territorio boliviano prácticamente voló a Santa Cruz, el distrito donde nació y se organizó el golpe contra (Evo) Morales”.

Compra de gases con sobreprecio a empresa de Brasil

Los vuelos confidenciales de la aeronave presidencial boliviana a Brasil, se produjeron en momentos en que Arturo Murillo, entonces ministro de Gobierno y Luis Fernando López, exministro de Defensa, ambos colaboradores de Jeanine Añez, negociaron la compra de gases lacrimógenos con un millonario sobreprecio con la empresa Cóndor que tiene sus oficinas centrales en suelo brasileño.

Según documentos del régimen de Añez mostrados el 4 de junio de 2020 al canal televisivo Gigavisión, Murillo envió, el 25 de noviembre de 2019, una carta a la empresa Cóndor en Brasil, solicitando una propuesta para la compra de agentes químicos, pólvora y balines de goma. Pero al día siguiente, el 26, la misma repartición de Estado informó a la empresa que la compra no se haría de manera directa, sino a través de una intermediaria, la compañía Bravo Tactical Solutions LLC, establecida en Miami, EEUU.

Los ministerios de Gobierno y Defensa, presentaron una misiva, fechada el 17 de diciembre de 2019, en Río de Janeiro y dirigida a Arturo Murillo. En el documento, suscrito por Lucimara Costa Souza (International Manager-Americas, Cóndor S/A industria química), le informa a Murillo que esa empresa ‘no tiene representante en Bolivia. Sin embargo, confirmamos que Bravo Tactical Solutions está autorizado a firmar contratos, representar, preparar, negociar y concluir ofertas de ventas de municiones y equipos no letales, con las FFAA, aéreas y policiales de Bolivia, relacionados a nuestra oferta 259/19 con fecha de 9 de diciembre de 2019, y la carta de representación 654/19, firmada en la fecha de 10 de diciembre de 2019’”.

El gobierno de Añez gestionó la adquisición de gases lacrimógenos de la empresa Cóndor, ubicada en Brasil, mediante la intermediaria Bravo Tactical Solutions LLC (BTS) con un presunto sobreprecio de $us 2,3 millones.

Por esta transacción, Murillo se encuentra detenido en EEUU acusado por los delitos de lavado de dinero y de recibir sobornos y se informó que Luis Fernando López estaría oculto en Brasil.

En ese contexto, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, se refirió en su cuenta de Twitter la cita secreta de Bolsonaro y Añez con los siguientes términos: “La señora Añez, quien al parecer busca llamar la atención con cartas apócrifas, debería prepararse para responder sobre su relación con el presidente de #Brasil @jairbolsonaro, quien confirmó reuniones con ella… además de explicar por qué el avión presidencial tenía constantes viajes al vecino país sin autorización”.

LinkedIn