La venta de combustible en todo el país es normal. (Foto: ABI)

• Redacción Central/

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos destinó el jueves 2.917.000 litros de diésel y este vienes entregó 3.468.000 litros del producto, lo que garantiza el normal abastecimiento del combustible en el departamento de Santa Cruz. La venta en el resto del país también se desarrolla de manera normal.

“Para este viernes está proyectada una entrega de 3.468.000 litros del producto. Queremos comunicar a la población del departamento de Santa Cruz que el aprovisionamiento de combustibles líquidos como gasolina, diésel y GLP está garantizado”, indicó Juan Carlos Huanca, de la Distrital Comercial Oriente, dependiente de YPFB, mediante un comunicado de la institución.

La estatal petrolera abastece combustibles con normalidad a las estaciones de servicio del norte integrado, la capital cruceña y todos los departamentos del país.

Las especulaciones que circularon recientemente en redes sociales provocaron un aumento injustificado en la demanda departamental. Las operaciones del sector cañero y forestal del área rural también están garantizadas, aseguró Huanca.

“Desde la madrugada estamos haciendo un constante seguimiento en las estaciones de servicio en coordinación con la ANH. Se evidenció que no había colas y que tenemos niveles suficientes de combustible para garantizar el abastecimiento”, complementó Huanca.

YPFB garantiza el abastecimiento de diésel oíl, gasolina especial y gas licuado de petróleo (GLP) en el departamento de Santa Cruz a través de la entrega de los productos a 175 estaciones de servicio.

En varias ocasiones, autoridades de la estatal petrolera descartaron que exista desabastecimiento de combustibles no solo en el departamento de Santa Cruz, sino también en el resto del país. Sostuvieron que las entregas de combustible son normales y la venta en las estaciones de servicio también es regular.

En su momento se informó que YPFB intensificó la importación de diésel para regular la distribución con la llegada de una flota de cisternas para abastecer a los departamentos de La Paz, Oruro y otras regiones. Con esta medida, YPFB ratificó que garantiza el abastecimiento del carburante en el país.