Imagen referencial.

Bolivia Digital

El jueves por la noche se detuvo en la localidad de Tupiza, Potosí, a dos efectivos policiales en poder de 97 mil bolivianos. Los efectivos portaban sus uniformes y armas de reglamento, además estaban junto a dos civiles dentro de un motorizado sin autorización para circular.

“Al interior del motorizado estaban el sargento Álvaro M. O. y el cabo Róger Ch. H., junto con los civiles Carlos O. e Ismael P. Ninguna de las cuatro personas pudo justificar el origen y el destino de ese dinero, por ello serán imputadas por los delitos de concusión y atentados contra la salud pública”, detalló el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), coronel Iván Rojas.

Ambos efectivos son dependientes del Comando Departamental de la Policía de Oruro, por ello se investiga qué hacían fuera de su jurisdicción.

“Vamos a actuar de este modo contra cualquier servidor público policial o ciudadano que cometa actos que deriven en delitos. Estaban con uniforme y fuera de su jurisdicción, por lo tanto se investigan varias hipótesis sobre este hecho”, manifestó.