ltimas 22 F1 Urgente

 

ABI – Edición impresa

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia informó ayer, mediante un comunicado, que gendarmes de Argentina detuvieron al excónsul Diego Vega Ibarra en la ciudad argentina de Orán por transportar en su vehículo al menos ocho kilos de cocaína; es acusado por el delito de narcotráfico.

“El excónsul Diego Fernando Vega Ibarra fue detenido este martes a horas 10.00 en la ciudad fronteriza de Orán, por intentar introducir a territorio argentino ocho kilogramos de cocaína”, informó la Cancillería en un comunicado de prensa.

Según ese documento, el excónsul estaba acompañado de su esposa y de una tercera persona en el momento de su detención.
Vega Ibarra fue designado como Cónsul en Orán el 11 de marzo de este año por el gobierno del expresidente Evo Morales.

No obstante, fue cesado del cargo por el Ministerio de Relaciones Exteriores, del gobierno de la presidenta constitucional transitoria Jeanine Áñez, el 25 de noviembre.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia lamenta los hechos ocurridos y compromete su apoyo para el esclarecimiento de los mismos, a través de los mecanismos de cooperación judicial internacional.

De acuerdo con El Deber, Diego Vega Ibarra es hijo de Never Vega, actual subgobernador de Bermejo (Tarija), incluido en las filas del partido de Evo Morales en el último tiempo y que afronta denuncias por irregularidades en su gestión. Mientras que su madre es dueña de una farmacia, que, según denuncias, se adjudicó contratos con la administración de su esposo.

Algunos medios de Tarija señalan que Fernando es de profesión ingeniero y desempeñó los cargos de director de Energía y secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, en la administración de Lino Condori del MAS, en 2013. Pero no solo eso, también fue dirigente de fútbol de la mano de su padre.

Entre 2016 y 2017 fue presidente del club Royal Obrero, cuando esa institución estaba próxima a cumplir 100 años de existencia.