La familia de Stephanie buscó justicia durante cinco años. (Foto: Archivo)

• Jacqueline Luque Herbas/

El Juzgado Primero de Instrucción Anticorrupción y Violencia hacia la Mujer sentenció a 30 años de presidio a Jimmy Franz Pérez Patón, autor de feminicidio contra Stephanie Arias en 2017.

La fiscal Abigail Cruz informó que Pérez Patón admitió su culpa y se sometió a un proceso abreviado.

El 4 de julio de este año la Defensoría del Pueblo intervino el juzgado por la presunta desaparición del expediente del caso.

“Luego de una rápida acción de la delegación defensorial se recuperó el expediente en menos de 48 horas (…) donde se evidenció que el proceso penal fue tramitado con irregularidad e inactividad por parte del Ministerio Público y falta de control jurisdiccional por parte del juzgado”, explicó Mabel Martínez, delegada defensorial departamental de La Paz.

Stephanie Arias Caizana, una joven de 26 años, abordó un taxi que debería llevarla a su destino, pero el conductor tomó caminos diferentes. La joven se asustó y alertó a sus amistades que el chofer “le estaba haciendo pasear”, lo último que alcanzó a hacer es llamar a uno de sus amigos y pidió auxilio.

La mañana del 24 de septiembre de 2017, Stephanie fue encontrada sin vida en la autopista a la altura de Ciudadela Ferroviaria, con signos de haber sido vejada y torturada.

La joven murió desangrada a causa de una herida punzocortante a la altura de la garganta.

La familia agradeció a la Defensoría por el seguimiento del caso y por la sentencia al autor de hecho.

“Quedamos muy agradecidos con la Defensoría del Pueblo que nos ha dado el apoyo legal para que esto pueda resolverse en un mes, nosotros hemos peregrinado por cinco años aproximadamente, ahora podemos decir que mi hermana descansa en paz”, indicó Elizabeth Arias Caizana, hermana de la víctima.