Familiares, amigos y vecinos dan el último adiós a Jhair Matías, de seis años. (Foto: APG)

• Redacción Central /

Una jornada de dolor consternó al municipio de Llallagua, al norte de Potosí. Jhair Matías, un niño de seis años que había sido reportado como desaparecido, fue hallado sin vida en la zona 22 de Diciembre de esa población.

La principal sospechosa ya fue aprehendida por efectivos de la Policía, se trata de la pareja del padre biológico del niño.

Según los antecedentes del hecho, el miércoles 29 de junio a las 10.00 de la mañana, Marlene O.S., pareja del padre biológico del niño, recogió al menor de la unidad educativa Jaime Mendoza de Llallagua. Posteriormente distrajo la seguridad del establecimiento educativo y lo llevó a jugar y pasear. Horas más tarde dejó al niño en la casa de una amiga, después se encontró con el padre del menor y se dirigió a un mercado donde compró veneno y yogur; llevó al menor a una plazuela y allí le dio a ingerir el yogur. Después de todo abandonó a Jhair en la calle, en un lugar baldío del Distrito Villa 22 de Diciembre.

La fiscal departamental de Potosí, Roxana Choque, informó ayer que, en audiencia, el Ministerio Público recabó las pruebas suficientes, donde se comprueba que Marlene O.S. de 19 años es autora del delito de infanticidio.

El juez de Instrucción y Cautelar determinó la pena máxima de 30 años de prisión que deberá cumplir en el penal de Cantumarca de la ciudad de Potosí. El mismo juez determinó seis meses de detención preventiva para Rubén G.Z. de 26 años, padre biológico de Jhair Matías por tener grado de complicidad en el delito de infanticidio.

“Es el quinto infanticidio en lo que va del año y ahora la víctima es un menor de seis años. El Ministerio Público en tiempo récord ha resuelto el caso, ya que cuatro fiscales trabajaron toda la noche para recolectar las pruebas suficientes en contra de la mujer que se declaró culpable del hecho y solicitó someterse a procedimiento abreviado, y la autoridad jurisdiccional, durante la mañana, determinó la pena máxima de 30 años de cárcel para la autora. Mientras que el padre del niño debe cumplir detención preventiva”, dijo Choque.