Imagen referencial.

Bolivia Digital

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, mencionó que el diferimiento en el pago de créditos en el sistema financiero por tres meses más, aprobado por el Gobierno, beneficia al 99% de los prestatarios que tienen deudas menores a un millón de bolivianos.

“Se otorgaron seis meses de diferimiento en el pago de créditos (tres meses antes y tres meses después de la emergencia sanitaria), hay que entender que en la economía tenemos que buscar equilibrios, por lo tanto las medidas que asumimos benefician al 99% de los deudores y es lo que permite lograr ese equilibrio”, señaló la autoridad en conferencia de prensa.

Añadió que se atendieron las demandas de los ahorrista y prestatarios, en el sentido de que unos reciban sus respectivas tasas de interés por sus ahorros y otros una tolerancia en el pago de sus créditos. “No nos olvidemos que el 90% de los préstamos viene de los ahorros y por eso tenemos que llegar a un equilibrio que preserve la estabilidad financiera y económica del país”, ponderó.

El Gobierno aprobó la pasada semana el Decreto Supremo 4248, que difiere el pago de créditos por tres meses más en el sistema financiero para los prestatarios con deudas menores a Bs 1 millón; sin embargo, el beneficio no alcanza a los asalariados.

El artículo 3 del decreto establece que los prestatarios que cuenten con un ingreso fijo proveniente del pago de salarios, tanto del sector público como privado, no se encuentran comprendidos en la norma.

En caso de que los asalariados hayan sido afectados por despidos o reducción de sus salarios o ingresos, deben demostrar su situación en los bancos con el fin de beneficiarse con el diferimiento.