El ministro de Economía y Finanzas Públicas en conferencia de prensa. (Foto: Ministerio de la Presidencia)

Bolivia Digital

El ministro de Economía, José Luis Parada, ratificó que los créditos, intereses y otras deudas que tenga la ciudadanía con las entidades financieras se comenzarán a pagar hasta seis meses después de concluida la cuarentena en el país, tal como establece la Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos (Nº 1294).

La autoridad hizo estas declaraciones en alusión al comunicado que emitió la semana pasada la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), en el que refería que el pago de estas deudas se iniciaría en junio.

“Quiero aclarar que la ASFI depende del Ministerio de Economía. Garantizamos el cumplimiento de la ley —1294—, y la ASFI sacará un nuevo comunicado cuando tengamos un nuevo decreto que definirá el diferimiento de créditos”, aseveró.

El ministro dijo que el Gobierno se asegurará de que las personas beneficiarias con el diferimiento de pago de deudas a entidades financieras, que en su mayoría son también los que menos ingresos reciben durante la cuarentena, “puedan cumplir con lo que establece la norma”.

“La ASFI sacará en su momento la nueva modalidad para la cancelación de créditos cuando tengamos el decreto correspondiente, en el que se establecerán las condiciones”, manifestó.

“Todos aquellos beneficiarios de menores ingresos se van a favorecer con esta norma, y si hay tema de deudas de vivienda social, también lo vamos a considerar”, adelantó.

Parada dijo que se coordinará con cada entidad financiera el cumplimiento de esta disposición.