El diputado Erick Morón planteó alternativas para la distribución de escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional. (Infografía: Javier Pereira)

Karem Mendoza G./Bolivia Digital

La “sobrerrepresentación” del voto rural sobre el área urbana continúa en debate entre legisladores, políticos y expertos tras la aprobación de la Ley 1297 de Postergación de las Elecciones Generales.

Al respecto, el diputado y presidente de la brigada parlamentaria de Santa Cruz, Erick Morón, solicitó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) un informe técnico sobre la delimitación de las circunscripciones uninominales que permite la distribución de escaños para la representatividad en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Nosotros exigimos a través de una carta que nos respondan cuál es el estudio técnico que ellos hacen para hacer esta distribución. Es el TSE el que puede reconfigurar la distribución de las circunscripciones y de los escaños”, afirmó el parlamentario.

Según Morón, existe una “alta susceptibilidad” sobre la distribución de los escaños de las circunscripciones uninominales, ya que este “desequilibrio” entre el voto rural y urbano consolidó los 2/3 del Movimiento al Socialismo (MAS) en el Legislativo.

El diputado aseguró que para no volver a tener en la Asamblea una “gran fuerza política mayoritaria”, como sucedió durante 14 años, se requiere y urge una redistribución de escaños.

Algunos politólogos explicaron que existen circunscripciones, sobre todo en el área rural, que tienen 5.000 o 10 mil habitantes y eligen un diputado uninominal, lo mismo sucede con territorios con 300 mil y 800 mil ciudadanos, que también escogen un solo representante.

Para el parlamentario, esta “sobrerrepresentación” del voto rural mantendrá los 2/3 del MAS, lo cual impedirá iniciar un proceso de acciones judiciales contra Evo Morales, Álvaro García Linera y otras autoridades del anterior gobierno.

“No vamos a erradicar el gran fraude electoral ni procesar a los culpables de ese fraude porque la Asamblea seguirá contaminada con los 2/3 del partido político del MAS”, sentenció.

La Ley 026 del Régimen Electoral y la Ley 421 de Distribución de Escaños, en su artículo 57, se refieren a la repartición de 130 asientos entre los nueve departamentos. El total de los escaños se divide en 63 para diputaciones uninominales, 60 para plurinominales y siete para circunscripciones especiales.

El especialista en temas electorales José Velasco señaló que el Órgano Electoral deberá hacer una “reingeniería” de la geografía electoral de las circunscripciones para equilibrar la representatividad.

Sin embargo, aclaró que este procedimiento será posible a través del censo nacional de 2022 e incluso la modificación de la Constitución Política del Estado (CPE) –mediante una Asamblea Constituyente– que otorgue más escaños para evitar conflictos regionales y sociales.

Recursos alternativos

El diputado Morón afirmó que está pendiente una acción de inconstitucionalidad contra la Ley 421, que fue presentada el 2 de marzo y hasta la fecha el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) no emitió resolución.

Sobre el tema, el Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade) pidió a esta instancia emitir una resolución para dar el mismo valor de los votos electorales en áreas rurales y urbanas, bajo el principio de igualdad del voto ciudadano.

Ante la falta de respuesta, el legislador hizo la petición al TSE para que presente los argumentos sobre cuáles son sus capacidades técnicas sobre los límites de las circunscripciones y repartición de escaños.

Mientras algunos legisladores preparan un anteproyecto de ley que será remitido a la Cámara de Diputados. Con esta norma de alguna manera se podrá derogar la Ley de Distribución de Escaños. “Creemos que podría ser factible”, aseveró.