Miembros del Concejo Municipal, en plena sesión. (Foto: Archivo)

• Naira C. De  la Zerda /

Renán Cabezas, diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), anunció que solicitará al alcalde de La Paz, Iván Arias, un informe sobre la aprobación de un ajuste normativo que aumenta, entre otros aspectos, la cantidad de pisos que pueden construirse en varias zonas de la ciudad.

El legislador afirmó que pedirá información al respecto, de parte de la autoridad edil y que, como funcionario público, debe dar cuentas ante los habitantes de la ciudad.

“Vamos a pedir minutas de comunicación, vamos a pedir informes escritos y orales  para que la máxima autoridad municipal rinda cuentas al pueblo boliviano”, declaró a Bolivia TV.

El ajuste en cuestión, que fue aprobado en el Concejo Municipal el 9 de septiembre, hace cambios sustanciales en el uso de suelos de la ciudad, explicó el arquitecto Javier Crespo. Uno de los principales parámetros que sufrió transformaciones implica el incremento sustancial de la cantidad de niveles que puede tener un edificio.

“En el caso de Calacoto, por ejemplo, se podrán tener edificios de hasta 40 niveles. En Cotahuma, una zona tradicionalmente inestable, subieron el máximo de 8 a 15 pisos, aproximadamente”, declaró el experto.

El Colegio de Arquitectos de La Paz, la Cámara Departamental de la Construcción, la Sociedad de Ingenieros y el Colegio de Ingenieros Civiles advirtieron que un cambio sustancial de esta magnitud requiere de un análisis y sustento técnico, de los que esta norma carece. Añadieron también que se podría caer en la ilegalidad. 

El asambleísta Alejandro Reyes, de oposición, también cuestionó esta iniciativa y advirtió que responde a intereses particulares. 

“La Paz cayó ante la negligencia, ante los intereses sectoriales, intereses selectivos, que tiene no solo el Concejo Municipal, sino el Ejecutivo de la alcaldía, porque vemos que priman los intereses por encima del bien común”, denunció Reyes.

El viernes, la presidenta del Concejo, Yelca Maric, afirmó en conferencia de prensa que la aprobación del Ajuste Normativo de Actualización por Crecimiento y Densificación para la Administración Territorial tiene cinco observaciones que cuestionan su legalidad.

Entre ellas, el carecer de un informe de respaldo, no mantener el procedimiento normativo y no tener la cantidad de votos suficientes.