La Cámara de Diputados aprobó una ley que establece que los establecimientos de salud privados estarán obligados a atender de manera gratuita a las personas contagiadas con el coronavirus (COVID-19). (Foto: Brujula Digital)

Bolivia Digital

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles el Proyecto de Ley 864, que establece de manera extraordinaria que las clínicas, hospitales y establecimientos de salud privados de todo el país estarán obligados a atender de manera gratuita a las personas contagiadas con el coronavirus (COVID-19).

“Los servicios de salud del subsector privado deberán atender, obligatoriamente y sin dilación alguna, a todas las personas que sean referidas por el Sistema Público de Salud, a fin de ser diagnosticadas, atendidas o tratadas por coronavirus, de acuerdo con los protocolos de bioseguridad y del manejo clínico-terapéutico establecidos por el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud”, dice la normativa.

Al respecto, el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS), Franklin Flores, explicó que estarán regulados, mientras que el Ministerio de Salud se encargará de controlar los precios en las clínicas privadas. Además elaborará la reglamentación para definir un standard de costos.

“Este proyecto de ley está referido a la atención gratuita de los hospitales privados a los pacientes con coronavirus, además a los hospitales privados el nivel central del Estado cubrirá o pagará de los mismos, esto se refiere desde el diagnóstico, tratamiento y curación de las personas», precisó el parlamentario.

A través de una recolección de información en las clínicas privadas, se conoció que los costos para la atención de personas con la enfermedad deben pagar hasta Bs 11.000 para acceder a una cama de internación en terapia intensiva.

Mientras que el precio de una prueba de COVID-19 en estos centros privados llega hasta lo Bs 1.000.

Esta normativa fue remitida por la Cámara de Senadores, tras la aprobación y con varias modificaciones en Diputados, el documento fue devuelto al Senado para la resolución de las observaciones.

Con relación al financiamiento para que el Ejecutivo solvente el pago a las entidades de salud privadas, el Proyecto de Ley 864 autoriza a ese Órgano utilizar recursos en el marco de la Ley de Gestión de Riesgos, y también de los créditos y donaciones externas que ingresen al país por efecto del coronavirus e internas.

La Disposición Final Única señala que los pacientes con coronavirus que opten por acudir directamente a la atención y tratamiento por parte a una clínica privada de salud, deberán acordar con los Servicios Privados de Salud los costos y condiciones en el marco de la libertad contractual.