El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, aseguró que tomarán todas las medidas de bioseguridad para garantizar las asistencia de los legisladores.

Eliana Uchani / Bolivia Digital

El pleno de la Cámara de Diputados sesionará este miércoles, circunstancia en la que se debatirá el Proyecto de Ley 596, que establece el pago a plazos de alquiler de vivienda. Además, plantea la condonación parcial del impuesto municipal anual a la propiedad de bienes inmuebles. Ambas propuestas responden al pedido de varios  sectores de la población que se vieron afectados por la cuarentena.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, dijo que otro de los proyectos está destinado a regular la emergencia por el coronavirus a todos los centros de atención hospitalaria, de modo que las clínicas privadas también puedan atender a los pacientes sospechosos o confirmados de padecer la enfermedad, y que todo el personal de salud –médicos, paramédicos y otros- cuenten con la indumentaria de bioseguridad.

«Creemos que el tratamiento de estas normas será importante para el beneficio de la población. Muchas familias no cuentan con una vivienda propia y deben cancelar alquileres, creemos que es necesario ayudarles de alguna forma para evitar que sean desalojados de sus viviendas», señaló la autoridad.

El diputado Franklin Flores (MAS) informó que la norma contempla la reprogramación del pago de alquileres, para lo que el Gobierno deberá revisar la cantidad de ciudadanos que viven en esta situación, con el objetivo de que se beneficien con la medida.

Por otra parte, Choque informó que un tercer proyecto de ley tiene que ver con la aprobación de un convenio financiero entre el Estado Plurinacional de Bolivia y la Cassa Depositi e Prestiti (Italia), destinado a financiar el Programa de Colaboración al Proceso de Mejoramiento de los Esquemas y de las Condiciones de Ejercicio del derecho a la Salud en Bolivia.

Con relación a la logística para la sesión, la autoridad aseguró que se están tomando todos los recaudos y protocolos de bioseguridad para cuidar la salud de los parlamentarios.

“El martes (7 de abril) haremos un simulacro desde la llegada hasta la salida de los diputados. Se proporcionarán todos los elementos necesarios, garantizaremos que nadie esté ‘trayendo’ el virus y menos que vaya a transmitirlo», resaltó.