Kuniaki Murakami, director del Sedes de Pando. (Foto: Captura de video)

Reynaldo J. González/Bolivia Digital

Kuniaki Murakami presentó hoy su renuncia al cargo de director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Pando, cargo que ocupó durante casi cuatro años.

La renuncia de la principal autoridad sanitaria de Pando se da en medio de la emergencia mundial por el coronavirus (COVID-19) y tras confirmarse, esta mañana, el contagio del gobernador de ese departamento, Luis Adolfo Flores.

“Me voy, pero no para irme a casa a sentarme; me despido de esta tan prestigiosa institución para ir a la línea de frente a la lucha contra este enemigo invisible. Se vienen días difíciles e intentaré dar lo mejor de mí para trabajar con mi labor asistencial al más necesitado”, afirmó Murakami en conferencia de prensa.

“No me preocupo por el Sedes porque conozco la capacidad de todos los funcionarios que tenemos. Estamos dejando cimientos sólidos”, añadió.

De acuerdo con cifras oficiales, al momento el departamento del norte boliviano tiene 65 casos positivos de COVID-19, uno de los registros más bajos a nivel nacional. No obstante, en los últimos días distintas autoridades manifestaron su preocupación por un brote mayor en la región dado el tránsito ilegal de personas desde y hacia territorio brasileño, pese al cierre total de fronteras decretado por el Gobierno nacional el 25 de marzo.

Según explicó Murakami, su gestión deja un plan de trabajo para combatir la propagación del coronavirus en la región durante los próximos tres meses.