Antonio Decormis, dirigente de la Federación. (Foto: Clave 300)

La Paz / Bolivia Deportes

Si Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) no atiende el pedido de los clubes, de rebajar los sueldos de los jugadores mientras dure la cuarentena total, hay dos entidades en peligro de declararse en quiebra y retirarse del fútbol profesional, denunció el director de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Antonio Decormis.

El dirigente señaló que para la mayoría de los clubes la situación se está volviendo insostenible en la parte económica, porque ya pasó el tope para pagar el salario de febrero (20 de marzo) y casi ninguno ha hecho el depósito del salario mensual porque no han recibido ningún tipo de ingreso.

“Por confidencialidad, presidentes de dos clubes me han hecho conocer su preocupación respecto al tema económico, no tienen con qué pagar el sueldo de febrero y están dispuestos a dejar sus cargos”, indicó.

Contó que por un tema de confianza no puede revelar los nombres de los clubes, pero la situación “es muy seria, ya que no solamente deben febrero, sino van por los tres y cuatro meses”, subrayó.

Espera que Fabol pueda escuchar la recomendación que hizo la FIFA después de una reunión con representantes de los clubes (ECA) y jugadores (FIFPro) respecto al tema salarial de los futbolistas.

“La decisión no es de David Paniagua (dirigente de Fabol), sino de los jugadores, que deben hacer conciencia y analizar la situación por la que pasa el mundo”, enfatizó.